Los “Mapaches” de Nueva Italia: cuando el crimen organizado utilizó a un equipo profesional de futbol en México

17 Ene

En la grada estaba Wenceslao Álvarez con su pelo corto y su ojos hundidos en esa cara robusta que tenía un año en la mente de los servicios de inteligencia del gobierno mexicano. El propietario de los Mapaches de Nueva Italia de la Segunda División Profesional del futbol nacional, veía a sus jugadores disputarle un partido al equipo de la categoría del Club América. Eran cerca de las 18:00 horas del 8 de octubre de 2008, cuando las instalaciones americanistas, ubicadas en Coapa, se llenaron de un bullicio tan alejado de los gritos de entrenadores, goles o lamentos de los futbolistas en todos los campos disponibles.

Aquel miércoles, miembros dela Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) junto a elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI),  realizaron un operativo sorprendiendo tanto a la prensa deportiva como a los trabajadores de la institución de Coapa. Los uniformados trasladaron a todo el plantel de los Mapaches a la Procuraduría General de la República (PGR). La pelota tuvo que parar de rodar para que Álvarez fuera resguardado con una investigación extensa que lo vinculaba como miembro de La Familia Michoacana, además de tener nexos con Los Zetas.

El autobús de los "Mapaches"  fue trasladado a la unidad territorial numero uno del Ministerio Público de la delegación Cuahutemoc, después que elementos de la extinta AFI lo confiscaron durante el operativo. Foto: Cuartoscuro

El autobús de los “Mapaches” fue trasladado a la unidad territorial numero uno del Ministerio Público de la delegación Cuahutemoc, después que elementos de la extinta AFI lo confiscaron durante el operativo. Foto: Cuartoscuro

El escudo del municipio de Múgica, Michoacán, tiene el rostro de Lázaro Cárdenas. En 1938, el General expropió los terrenos de la antigua hacienda para crear el ejido del actual territorio, además de introducir los canales de riego, propiciando una era de bonanza, generando el florecimiento económico de la región. Nueva Italia de Ruiz, la cabecera municipal, es un suelo de clima seco, donde el ganado y la agricultura es tradicionalmente la principal fuente de empleo. Un territorio que forma parte de la región conocida como Tierra Caliente, es hoy el ojo del huracán del periodismo, debido a los grupos de autodefensa que han sitiado a los municipios de dicha zona.

El revuelo de aquella noticia, provocó cuestionamientos a la Federación Mexicana de Futbol (FEMEXFUT), acerca de los capitales que ingresaban al balompié nacional. Decio de María, en aquellos tiempos secretario del organismo, manifestó a la prensa la necesidad de una investigación seria y profunda acerca de la identidad de los miembros vinculados al futbol nacional. “Nadie, en la sociedad mexicana, está exento de que sucedan este tipo de situaciones”, declaraba acerca de la detención de “El Wuenchis”, apodo como se le conocía a Wenceslao Álvarez, a quien se le dictaría auto de formal prisión por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Nueva Italia es el segundo bastión de los Caballeros Templarios, después de Apatzingán, y último lugar en ser tomado por los grupos de autodefensa. El territorio que compró el italiano Dante Cussi en 1909, tras pagar 300 mil pesos a la familia Velasco, dueña de las 35 mil hectáreas, fue bautizado como su nombre actual, para intentar sosegar la melancolía por estar lejos de su tierra natal. En medio del caos social en las calles, un lugar que hace cinco años tuvo presencia de futbol profesional, tiene en pausa una de las principales pasiones de los habitantes. La pelota no rodó más luego de la desafiliación del equipo de la FEMEXFUT.

En la unidad deportiva “Rosendo Arnaíz”, la cancha verde se quedó sin las pasiones provocadas por futbolistas ilusionados con poder vivir de la redonda. Justo al lado de las tres canchas de basquetbol, voleibol y otras cuatro de futbol, el campo principal vio como su presencia en el profesionalismo se acabó de la noche a la mañana, sin que nadie se atreviera a dar su punto de vista sobre la desaparición o el posible vínculo que había con la delincuencia organizada. Mientras la mayoría de la gente se ocupaba de cultivar frutos cítricos, el equipo había adquirido una identidad importante.

Cinco años han pasado para que esa cancha se haya quedado sin participación ciudadana. La Liga Municipal de Futbol “Mapaches” de Nueva Italia, ha visto condicionado su desarrollo por lo que se está viviendo en el lugar. La realidad mexicana, esa que te impulsa a involucrarte y a salir a la calle, ha sido tomada en cuenta por los organizadores del campeonato local. En su página de Facebook, con 402 miembros, se ha informado paulatinamente desde el 11 de enero sobre la cancelación de algunos partidos, hasta el cese de actividades de la jornada en cuestión. Desde aquel incidente en las instalaciones americanistas, han sido cinco años de un incremento delictivo constante. La pelota, refugio y refrescante social, ha tenido que parar.

Foto: youtube.com

Foto: youtube.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: