Archivo | enero, 2015

La búsqueda de los 43 debe seguir: Amnistía; las pruebas son pocas y hubo tortura

31 Ene

La organización Amnistía Internacional exhortó hoy, en una amplia carta, a que la Procuraduría General de la República (PGR) continúe con la búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre pasado en Iguala, Guerrero, y argumentó que las pruebas son pocas y las declaraciones de los detenidos fueron obtenidas con tortura.

La carta es firmada por Erika Guevara Rosas, directora del Programa Regional para América. Se dirige a Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República.

“Reiteramos la necesidad de continuar la búsqueda en vida de los estudiantes normalistas desaparecidos, fortaleciendo todos los mecanismos, hasta tanto no agotar todas las líneas de investigación posibles. En este sentido, es imprescindible que la Procuraduría a su cargo genere, en conjunto con los familiares de las víctimas y las organizaciones que los acompañan, una estrategia integral y un plan de búsqueda, que tenga como sustento la investigación y que esté apoyado por el uso de la tecnología y otros medios útiles para ello”, dice el comunicado dirigido a las autoridades mexicanas.

El alegato de Amnistía Internacional se centra en cuatro puntos de la investigación de hechos.

1. Las dudas sobre el incendio en el basurero de Cocula

“Nos parece preocupante que la teoría sobre lo que pudo haber sucedido con los estudiantes, de acuerdo con los datos presentados públicamente por la Procuraduría, se basa sobre todo en declaraciones de personas imputadas. Las probanzas señaladas por usted en su reciente conferencia de prensa podrían ayudar a confirmar que en el basurero del municipio de Cocula ocurrió un incendio en el que fueron destruidos restos humanos, pero la vinculación de ese hecho con los estudiantes desaparecidos se sostiene sólo por declaraciones autoinculpatorias, y con un mínimo de pruebas periciales”.

2. Las dudas sobre los hallazgos en el basurero de Cocula

“Al parecer, la única prueba pericial que señala la posible presencia de los estudiantes sujetos a desaparición forzada en el evento ocurrido en el basurero de Cocula es la identificación de restos óseos encontrados en un río cercano. Sin embargo, recordamos que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) ha señalado que, pese a su presencia en la zona y su participación en otros hallazgos, ‘el EAAF fue convocado por la PGR al lugar cuando ya se encontraba la bolsa de restos abierta y la muestra en cuestión ya se encontraba junto con otras sobre un área de limpieza’.

3. Algunos imputados han alegado tortura durante los arrestos

“Ha sido de nuestro conocimiento que algunos de los imputados han alegado haber sido torturados durante la detención. Como sabe, Amnistía Internacional ha manifestado que la tortura en México es una de las problemáticas de derechos humanos que más preocupa a nuestro movimiento internacional y, por lo tanto, le hacemos un llamado para que se investiguen todas las alegaciones hechas por los detenidos y se determine si han sido víctimas de tortura.

4. Se rechaza a abrir otras líneas e investigar a las fuerzas armadas

“Resulta de suma gravedad que hasta el momento ninguno de los detenidos haya sido sometido a proceso por cargos de desaparición forzada, siendo que las obligaciones del Estado mexicano, de acuerdo con sus compromisos internacionales, así lo exigen. Por otra parte, preocupa el reciente anuncio hecho por la PGR sobre el agotamiento de líneas de investigación y, en particular, la negativa a abrir otras líneas que impliquen atender denuncias sobre la posible participación de las fuerzas armadas en los hechos de desaparición, ya sea por omisión o acción”.

Amnistía Internacional dijo que cree firmemente que “cualquier investigación debe tomar en cuenta las demandas específicas de las víctimas que, en este caso, han solicitado desde un principio que se investiguen las denuncias sobre el conocimiento de la colusión entre el crimen organizado y autoridades de la zona, en especial del Batallón 27 en Iguala”.

“El testimonio de los estudiantes sobrevivientes de los hechos de septiembre de 2014 indica una interacción hostil y amenazante con efectivos militares durante la noche en que desaparecieron sus compañeros, ante esto, no es suficiente alegar la falta de pruebas sobre la participación militar, sino que, precisamente, se debe investigar dicha posibilidad para encontrar las pruebas que apoyen o descarten esta tesis. Consideramos que el contexto de violaciones de derechos humanos en México, y del Estado de Guerrero en particular, en donde se ha documentado en diversas oportunidades el involucramiento, por acción u omisión, de agentes militares en abusos a los derechos humanos de la población civil , deberían inducir a la PGR a impulsar esta línea de investigación de forma eficiente y transparente y no descartarla”, dice la organización internacional.

Amnistía “lamenta el incidente ocurrido el pasado 12 de enero en el que soldados del Batallón 27 de Iguala se enfrentaron con los padres de los normalistas, en el intento de estos últimos de ingresar a las instalaciones militares. Estas acciones llevadas a cabo por los familiares, son producto de su frustración ante la falta de una investigación exhaustiva que incluya atención a las denuncias de involucramiento de fuerzas militares en los actos del 26 y 27 de septiembre. Preocupan, además, las declaraciones de algunos voceros del gobierno que resaltan la labor de las fuerzas armadas y deslegitiman el interés de los familiares en que se abran nuevas líneas de investigación; acusándolos de ‘querer generar desconocimiento’ o querer involucrar [al] Ejército, como declaró el Secretario de Gobernación”.

Preocupa también, agregó, “las descalificaciones que han venido realizando instituciones gubernamentales contra las y los defensores de las víctimas. El trabajo de las y los defensores de derechos humanos es una tarea absolutamente vital en todo Estado. Su integridad física y su ética profesional deben ser protegidas por las autoridades de cualquier país en el que desarrollen su labor”.

“LA VERSIÓN OFICIAL”

La posición de Amnistía Internacional no es única. José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), dijo que la información que proporcionó Murillo Karam “no es una verdad histórica, es una versión oficial”.

En entrevista radiofónica para Noticias MVS dijo que era preocupante que se haya hablado primero con los medios de comunicación que con las familias. “Da la impresión de que había más interés o prisa o premura por concluir mediáticamente esta investigación”. Agregó que los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que colaborarán en el caso Iguala sólo podrán reafirmar las investigaciones que la PGR ha concluido.

Ayer martes, el abogado de los padres de los normalistas, Vidulfo Rosales, informó que llevarán el caso ante el Comité de Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas en el marco de la evaluación que en la próxima semana hará al Estado mexicano. Los días 2 y 3 de febrero, por primera vez el Estado mexicano será evaluado por dicho Comité, compuesto por una decena de expertos en derechos humanos y cuyo trabajo es monitorear la implementación de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.

En marzo de 2014, el Estado mexicano debía informar al Comité sobre su trabajo en la materia, pero no lo hizo, lo que le mercó señalamientos de dicho organismo en octubre pasado.

¿Por qué es importante declarar intereses?

31 Ene

Aunque el problema de la corrupción puede ser inerradicable en su totalidad, es necesario pensar en mecanismos que lo reduzcan al acotar los márgenes de discrecionalidad en los que operan los políticos y sobre todo, combatan la impunidad. Hablamos aquí de un conjunto de normas que van desde replantear las inmunidades de los legisladores y servidores públicos a nivel constitucional hasta las más imperfectas, como los códigos de ética. Todo cambio que se llegue a hacer será más complejo que los anteriores tan sólo porque la sociedad cambia, las tecnologías se sofistican y la clase política siempre encontrará medios para brincarse las normas.

Uno de los temas centrales en esta agenda contra la corrupción es el de los conflictos de interés. De acuerdo con Transparencia Internacional, surgen cuando una persona, como funcionario o empleado del sector público, es influenciada por consideraciones personales al realizar su trabajo. Así las decisiones son tomadas con base en razones equivocadas. Los conflictos de intereses percibidos, incluso cuando son tomadas las decisiones concretas, pueden ser tan dañinos para la reputación de una organización y erosionar la confianza pública, como un conflicto de intereses realmente existente.

Desde principios del siglo XIX se buscó combatir este problema a través de dos vías: estableciendo incompatibilidades a los mandatos públicos o restringiendo la participación en un debate a quien declare tener un interés pecuinario en el asunto a discusión. Sin embargo esta norma era viable en una sociedad sencilla, donde todos los funcionarios públicos pertenecían a un mismo grupo. La ampliación del derecho a votar a las clases medias y populares, la aparición de los partidos políticos, la creación y desgaste de redes corporativistas y la creciente pluralidad lleva a que estas prohibiciones sin normas complementarias fomenten la simulación y la opacidad.

Hoy día los gobernantes y representantes están sujetos a numerosas presiones e intereses. Sus propias carreras políticas han llevado a que enarbolen causas o agendas de grupos de interés en sus localidades. Los partidos les imponen en mayor o menor medida una línea y con ello intereses de quienes son sus bases. Sus distritos condicionan su actuación por otra parte. Hablar de un interés nacional como puro o fácilmente identificable desconoce esta complejidad. El nuevo paradigma para combatir los conflictos de interés requiere de transparencia y apertura de los órganos de poder.

Frente a la crisis de credibilidad que enfrente la clase política en su conjunto es necesario presionar por mecanismos eficaces para combatir la corrupción. En estos momentos la organización Transparencia Mexicana impulsa una campaña para exigir a los candidatos a cargos de elección presentar su declaración patrimonial, las últimas cinco declaraciones de impuestos y una declaración de intereses. Si bien las dos primeras se explican por sí solas, ¿qué se deberá entender por la última?

Los registros de intereses buscan transparentar los vínculos de los servidores públicos y representantes con grupos externos, sean o no remunerados. Esta política surgió durante los años setenta en el Reino Unido, tras escándalos motivados por prácticas de corrupción. Es decir, no se establecen por “voluntad” de los actores políticos, sino a través de una coacción externa (léase: presión organizada) que los obligue a acotar sus márgenes de discrecionalidad.

Cada país establece los temas sujetos a la transparencia, así como el grado de accesibilidad a la ciudadanía de acuerdo con los rubros, o si se declaran las fuentes de ingresos y las cantidades recibidas. Por ejemplo, en el Reino Unido se registran nueve tipos de intereses: la remuneración como director de compañía pública o privada, el empleo remunerado, la profesión u oficio remunerados, los nombres de clientes cuando se realacionan de albuna manera con los intereses en juego en el parlamento, el patrocinio financiero, las visitas al exterior cuando los costos no sean cubiertos por fondos públicos o del parlamentario en su totalidad, los beneficios materiales provenientes de otros gobiernos, la tierra y la propiedad de la cual deriven ingresos y los nombres de compañías en las cuales él o su familia sean accionistas.

En muchos casos, las declaraciones de intereses cubren también al staff de los legisladores e incluso a las fuentes de prensa en las agencias públicas.

¿Son útiles? Si reconocemos que todos tenemos intereses, ayudan a generar confianza entre los gobernantes y los gobernados, además que permiten a los grupos de interés que deseen intervenir en los procesos políticos a definir con mayor claridad sus estrategias.

Como se dijo arriba, ningún político va a acotar de manera voluntaria sus márgenes de discrecionalidad o si se ven obligados a hacerlo, transparentarán lo menos posible. Por ello es importante presionar desde las campañas electorales: para distinguir aquellos que de de verdad se animen a presentar sus tres declaraciones y vigilarlos de ser electos para que impulsen una agenda eficaz en esta materia desde los cargos que ocupen.

Las inercias a favor de la corrupción y la opacidad son considerables. La agenda de reformas es también extensa: acotamiento de la inmunidad procesal, redefinir conflictos de interés y los procesos de toma de decisiones donde se deben declarar, establecer normas que en efecto castiguen las infracciones y presionar por códigos de ética. Sin embargo no habrá progreso si no se empieza desde ahora.

Bienvenida la iniciativa de Transparencia Mexicana.

La “verdad histórica” de Murillo… y las dudas

29 Ene

Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República (PGR), planteó ayer, una vez más, lo que denominó como “la verdad histórica” sobre los 43 estudiantes de Ayotzinapa, víctimas de desaparición forzada entre la noche del viernes 26 y la madrugada del sábado 27 de septiembre pasados, en Iguala, Guerrero.

En una conferencia de prensa, ofrecida un día después de cumplirse cuatro meses del secuestro de los estudiantes, que fueron conmemorados con marchas de protesta y en exigencia de su presentación con vida en distintas ciudades del país y también en diversas urbes del extranjero, el Procurador confirmó lo que había sugerido el 7 de noviembre de 2014: que tenían pruebas del homicidio de “un amplio número de personas” en la barranca del basurero de Cocula, Guerrero, donde se había realizado una incineración tumultuaria.

Esta vez, Murillo Karam tuvo cuidado de no pronunciar frases como la de “Ya me canse”, con la que coronó su presentación del 7 de noviembre, y que le mereció una fuerte protesta social por lo que se consideró una muestra de irresponsabilidad e indiferencia ante el dolor de las familias y los reclamos de la ciudadanía para hacer justicia en éste y otros miles de casos de desapariciones forzadas.

Acompañado de Tomás Zerón de Lucio, titular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Murillo reveló decenas y decenas de datos para confirmar que sí, que los 43 fueron asesinados y luego quemados en el basurero de Cocula; puso especial énfasis en este hecho, luego de que versiones de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) pusieran en duda las declaraciones oficiales de que un grupo tan numeroso de personas haya sido incinerado en ese sitio sin dejar huellas suficientes y, entre otros argumentos, sin el traslado y uso de combustibles suficientes para provocar un incendio capaz de extinguir cualquier rastro de ADN.

Hace tres días, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), contratado por la propia PGR, planteó a la agencia Associated Press que aún no tenía “evidencias suficientes” para vincular los restos calcinados encontrados por las autoridades junto a un río en el municipio de Cocula, Guerrero, lo que levantó aún más sospechas sobre la teoría del gobierno federal presentada hace más de dos meses.

Según el vocero de los padres de los normalistas desaparecidos, Felipe de la Cruz, los especialistas les confirmaron que “cuando ellos llegaron [al basurero de Cocula] ya estaba muy manoseado, se habla de llantas, de un incendio que pudo ser antes, pero no pueden asegurar que el incendio sea el mismo que el de los normalistas”.

Jesús Murillo y Zerón de Lucio citaron ayer, nuevamente, las versiones de los testigos detenidos y participantes de la supuesta matanza y cremación, mismas que usaron en noviembre, y reforzaron su teoría con la de Felipe Rodríguez Salgado, alias “El Terco” o “El Cepillo”, detenido el pasado 15 de enero e identificado como el jefe de sicarios de la organización Guerreros Unidos en el área de Iguala, y quien confesó ser el responsable del secuestro, la muerte e incineración de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Lo que ayer informó la PGR es lo mismo publicado en medios, entre otros la agencia alemana DPA, desde hace varios días, y que son extractos de la declaración ministerial deRodríguez Salgado, quien confesó haber actuado por órdenes de Gildardo López, alias “El Cabo Gil”, lugarteniente del líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias.

Para el Procurador Murillo Karam, todas las dudas están despejadas: “Los estudiantes normalistas fueron privados de la libertad. Privados de la vida, incinerados, y arrojados al Río San Juan, en ese orden. Es la verdad histórica, basada en las pruebas aportadas por la ciencia como se muestra en el expediente, y que ha permitido ejercitar acción penal en contra de los 99 involucrados que han sido detenidos hasta hoy por el Ministerio Público de la Nación que ha solicitado imposición de las penas más altas que la legislación propone”.

Esa es la “verdad histórica” del titular de la PGR. El problema es que, desde el principio de las investigaciones de este caso se dieron una serie de irregularidades por la ineficiente y dudosa intervención de las autoridades locales, entonces a cargo del ahora Gobernador con licencia Ángel Aguirre Rivero, y luego por la lentitud de las autoridades federales: la PGR no atrajo el caso sino hasta el 4 de octubre de 2014; además, ante la indignación nacional e internacional provocada por estos hechos, el Presidente Enrique Peña Nietoapenas se refirió al tema dos días después, el 6 de octubre, cuando dirigió un breve mensaje –de menos de tres minutos– donde expresó su consternación y ofreció aplicar la justicia contra todos los responsables.

El 17 de octubre, el sacerdote y activista defensor de los derechos humanos, Alejandro Solalinde Guerra, hizo una declaración a la agencia de noticias Novosti que, luego, fue negada por el propio Murillo Karam: dijo que los estudiantes estaban muertos y que incluso algunos habían sido quemados vivos, de acuerdo con testimonios de dos personas. “Estaban heridos, y así como estaban heridos, los quemaron vivos, les pusieron diésel. Eso se va a saber. Dicen que hasta les pusieron madera, algunos de ellos estaban vivos, otros muertos”, expuso.

El padre Solalinde también afirmó que el gobierno no lo reconocía porque estaba evaluando la verdad que comunicaría a la sociedad, la del menor costo político: “¿Qué es menos penoso para el sistema?, ¿decir que están calcinados con todo lo que implicó eso?, o decir que están desaparecidos y que no saben lo que les pasó, porque es menos impactante decir lo segundo, y además menos comprometedor, pero es más doloroso para los familiares tenerlos con la esperanza. El gobierno sabe muchas cosas, si está reteniendo la verdad es su responsabilidad, hay que decirlo, este manejo ya se contaminó y su manejo no es de justicia, es político”

Ahora, la “verdad histórica” de Jesús Murillo Karam se acerca mucho a la declaración del sacerdote. Pero ante tantas contradicciones, pocos creen que esté completa.

La tardanza en la investigación, el hecho de no tocar a las autoridades de mayor estatura en Guerrero –como es el caso de Ángel Aguirre y quienes integraban la Procuraduría y la policía local–, responsables de estos hechos por omisión, pues pudieron evitar la tragedia ejerciendo en tiempo y forma la justicia contra los criminales, también es otro asegún de un caso que arroja más duda que certidumbre.

El papel del Ejército y de las fuerzas federales en la trágica noche de Iguala es otra línea de investigación que tampoco se ha agotado, alimentando así más incredulidad.

En fin, que si para la PGR el caso está resuelto, los familiares y la sociedad no están convencidos del todo. Las autoridades apuestan a que el tiempo y la infiltración de intereses políticos en esta lucha de los padres desactive el movimiento social que señala al Estado como el gran culpable de este crimen irracional. Esto pondrá a prueba la fortaleza del reclamo. Sin embargo, pase lo que pase en las siguientes semanas, este capítulo queda ya como uno de los más negros en la historia del país, y destaca con letras mayúsculas en la parte negativa de la herencia que dejará el sexenio peñista.

Un presidente regañado

29 Ene

+Obama, The Economist, y los jalones de orejas

+ Sin líder, ¿a dónde va México?

Si alguno suponía –por interés propio o candidez natural-, que terminando 2014 se acabarían los conflictos de poder de Peña Nieto, se equivocó de manera rotunda. Enero fue un mes negro para el presidente mexicano. En México y en el mundo se habla de un mandatario disminuido, confundido, encubridor.

En unos cuantos días, el presidente de México fue exhibido en dos escenarios influyentes y poderosos que no pueden controlar desde Los Pinos con llamadas telefónicas, recomendaciones o dinero: La Casa Blanca y el semanario británico The Economist.

De Washington a Londres, hubo un común denominador: jalón de orejas a Peña Nieto.

Sí: es, el mexicano, un presidente regañado.

*****

Desde Los Pinos hubo un error de cálculo mayúsculo: pensar que a Barack Obama se le podría tratar como a Eruviel Ávila o a Manuel Velasco (#GoberCachetadas). Creen los toluquitos que todos son de su calaña. Y allí su gran yerro.

¿Por qué lo decimos?

Por una razón de fondo: esperaban Peña y su equipo que Obama les lanzara un salvavidas, les diera el clásico “espaldarazo” a la mexicana, que los enalteciera ante la crisis por Ayotzinapa, y que reconociera al gobierno mexicano como un ente preocupado, ocupado y eficaz, de cara a la desaparición de los 43 normalistas. Pero sucedió lo contrario.

Obama – si los toluquitos hubieran revisado su biografía habrían sabido que, tras titularse en Harvard, prefirió hacer trabajo comunitario en Chicago en lugar de aceptar las jugosas ofertas de trabajo que le ofrecían poderosos bufetes de abogados, lo cual lo pinta como un hombre valioso y con ética-, no sólo no respaldó el pasado seis de enero a Peña Nieto. Su reunión en Washington solamente se recordará por una frase demoledora del presidente estadounidense:

“En Estados Unidos hemos seguido con preocupación los eventos trágicos que atañen a los estudiantes. Nos entristece que se hayan perdido estas vidas”.

Y nada más.

Obama se declaró “triste” por lo de Ayotzinapa.

En el mundo, quien no supiera sobre la vergüenza negra de Iguala, con las palabras del presidente más poderoso del mundo acabaron por enterarse.

Peña Nieto tuvo que tragarse la tristeza con perfil de reproche por parte de Barack Obama.

Ni espaldarazo ni reconocimiento a Peña, como deseaban en Los Pinos.

Se equivocaron con Obama.

*****

Tras el episodio con Obama, llegó el regaño de The Economist.

En unos cuántos párrafos, el semanario británico – una de las biblias político-financieras que reposan en la cabecera de los influyentes del mundo: los Buffett, Bezos, Gates y compañía-, propinó una reprimenda de antología a Peña Nieto. Diga usted, lector de esta columna, si no fue así:

“El Presidente que no entiende que no entiende…”.

“Tanto el señor Peña como el señor Videgaray insisten en que no han hecho nada ilegal. No lo están entendiendo. En las democracias modernas, a cuyas filas México aspira ingresar, ese tipo de encubrimiento en el que parecen haber participado con Grupo Higa, es visto como un comportamiento inaceptable.

“Nadie ha asumido la responsabilidad ni renunció por las fallas de seguridad, el contrato del tren poco fiable o los conflictos de intereses”.

¡Tómala!

Para The Economist, en interpretación mundana, tenemos un Presidente ciego, necio e ineficaz.

No queda duda sobre ese artículo titulado “El pantano mexicano”: el presidente Peña Nieto no quiere entender que está hasta el cuello con los tráficos de influencias, conflictos de interés, encubrimientos y sospechas de corrupción.

Casi nada.

*****

Soy de los que creen que Peña Nieto no renunciará, a pesar del hundimiento de su gobierno.

Empero, si me preguntan cómo veo el final del sexenio, mi respuesta es: simplemente no lo veo. Es nebuloso. Amorfo. Confuso. Ni siquiera imagino cómo estarán Peña y el país entre 2017 y 2018.

En los close-up televisivos, veo el rostro de un Enrique Peña Nieto demacrado, enfermizo, con el cuello colgándole en pellejos, a pesar de que es un hombre joven (48 años de edad). Intenta mantener el vigor en su discurso – sin duda buen orador-, pero su imagen, anteriormente su gran activo, hoy lo retrata como un hombre derrotado.

El problema no es Peña Nieto en sí.

El punto es: ¿hacia dónde va México con un presidente disminuido, cuestionado, empequeñecido, ineficaz y nulificado? Todavía faltan cuatro años. Y no tenemos un líder en la presidencia.

Esa es la preocupación que nos asalta.

México y su futuro.

Por Martin Moreno

10 cosas por las que amamos al pintor oaxaqueño Francisco Toledo

29 Ene

Francisco Toledo, pintor de Juchitán, nacido en 1940, es hoy uno de los máximos artistas plásticos mexicanos, constructor a cincel de una leyenda propia y nutritiva, que lo muestra ya al frente de una obra que despierta admiración en todo el mundo, ya defendiendo los intereses de su cultura y de la gente más necesitada de su Oaxaca natal.

Su imagen de hombre esmirriado vestido de blanco y calzado con huarache es todo un símbolo de la independencia creativa y del talento al servicio de una vida para vivirla como se le dé la gana.

Incansable y propositivo como pocos, en su hiperactividad siempre encontramos muchas cosas que justifican el amor por quien podría ser considerado sin exageración alguna el mayor artista vivo de México.

Elegimos 10 para celebrar su existencia y su arte, en estos días en que ha estado en boca de todos y siempre al frente de la solidaridad con los 43 estudiantes desaparecidos en la Normal de Ayotzinapa.

1.- El pasado 20 de enero donó al Estado mexicano el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), un museo-biblioteca que fundó hace 26 años y que ALBERGA una importante colección de artes gráficas. La donación incluye dos inmuebles -IAGO Alcalá y IAGO Juárez, así como una biblioteca de arte, vídeos y archivos sonoros, que conforman una colección de más de 125.000 objetos. Toledo, de 74 años, tenía problemas para hacer frente al pago de obligaciones fiscales a las autoridades del sureño estado de Oaxaca y había sufrido un embargo de las cuentas bancarias del IAGO. Ahora, la institución que fundó en 1988 pasará a formar parte del Instituto Nacional de Bellas Artes, un organismo federal, que se hará cargo de su conservación. A cambio de la donación, el pintor, grabador y escultor dijo que recibió la suma simbólica de un peso. “Me lo voy a gastar yo solito, no tengo que pagar impuestos de ese peso”, bromeó.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

2.- Durante la inauguración de una muestra de sus obras en el Centro de Artes de Iztapalapa, calificó de triste y vergonzoso que se señale que la desaparición de los alumnos de la normal de Ayotzinapa por parte de policías municipales aliados con la delincuencia organizada esté relacionada con la política.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

3.- Elaboró con la ayuda de trabajadores del Taller “Arte y Papel” de San Agustín Etla, 43 papalotes con los rostros de los estudiantes de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero. Niños de distintas escuelas y usuarios que cotidianamente visitan el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) volaron los papalotes en el andador turístico, para exigir justicia por los estudiantes asesinados y desaparecidos. “Si se los busca bajo tierra, también hay que buscarlos por los aires”, dijo.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

4.- En 2013 diseñó y donó 18 gorras como parte de la campaña “Ponte la gorra y da vida a quien inicia la vida”, en apoyo a los niños que padecen cáncer. Fueron gorras diseñadas por Toledo y bordadas a mano por las artesanas Julia Santos, Alelí Hernández y Alejandra Sánchez del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) en Etla, Oaxaca, en una iniciativa lanzada por la Fundación Unidos por el Arte contra el Cáncer Infantil (Unac), en colaboración con la casa de subastas Morton.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

5.- Convocada con el título Zoología fantástica: Homenaje a Jorge Luis Borges, presentó también en 2013 una exposición con 46 tintas y acuarelas, que ya habían sido reunidas en un libro a cargo del Fondo de Cultura Económica, organismo que ha reeditado el volumen. Este proyecto del artista oaxaqueño data de 1983, cuando el FCE le encomendó la ilustración del Manual de zoología fantástica, de Jorge Luis Borges, con 46 cuadros como resultado, una colección adquirida por la Galería Arvil en 1984, cuyos responsables, Armando Colina y Víctor Acuña, se han encargado de difundirla hasta hoy. El Minotauro, la Sirena, la Quimera, el Basilisco, el Golem, el Simurg, animales muchos de ellos extractados de la imaginería de Lewis Carroll, Franz Kafka y Edgar Allan Poe, entre otros, forman parte de una galería de bestias mitológicas que busca destacar la fuerza atávica de lo fantástico, en un trabajo de Toledo que ya ha sido expuesto en 17 países.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

6.-  Al término de la presentación de la Constituyente Ciudadana y Popular, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (Iago), el pasado jueves 15 de enero Toledo anunció su adhesión a la iniciativa mediante el Pro-Oax, que él fundó y que entre otras causas lucha en contra del uso de maíz transgénico y contra la construcción del Centro Cultural y de Convenciones que pretende edificar el gobierno del Estado en el cerro del Fortín.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

7.- Cuando Roberto Servitje, el dueño de Bimbo, dijo aquello de que se había “sobredimensionado” el caso de los 43 normalistas desaparecidos, el artista le respondió de un modo muy singular. “Búsqueme el logotipo de Bimbo por favor”, pidió a la coordinadora de Biblioteca del Iago, Mérida López Hernández, tras lo cual tomó una carpeta y un lápiz y comenzó a realizar una serie de trazos formando la tradicional figura del Osito Bimbo, al cual le remplazó una hogaza de pan y le colocó una escoba, “Ya limpien la casa”, escribió.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

8.- El 29 de enero, es decir, este jueves, Toledo llegará al Distrito Federal para recolectar firmas en la estación del Metro Zapata y continuar así su intensa campaña contra el maíz transgénico. En ese lugar montará una exposición alusiva con fotografías del Centro Fotográfico Manuel Álvarez.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

9.- “Francisco Toledo es realmente un ser admirable, todo lo que un intelectual del siglo XXI debería ser o aspirar a ser. No es sólo un pintor notabilísimo, un grabador, un escultor, un hombre culto, un lector, un coleccionista notable, es un defensor de los derechos humanos y del patrimonio cultural de México. Si Oaxaca le debe algo a alguien es precisamente a Toledo”: palabras de Elena.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

10.- ”Estos sí son de a de veras, y tienen ingredientes naturales”, dijo Toledo cuando en 2002 organizó una tamaliza para protestar contra la construcción de un McDonalds en Oaxaca, algo que gracias a su activismo no se pudo concretar.

Mover a México: Y el Gabinete, ¿cuándo?

29 Ene

El 21 de agosto de 2008, dolido por el secuestro y el artero asesinato de su hijo Fernando, de apenas 14 años, el empresario Alejandro Martí García, exigió ante el Consejo de Seguridad, y en presencia del Presidente Felipe Calderón Hinojosa, un reclamo social que hoy sigue más vivo que nunca, tanto en materia de seguridad como en el ámbito económico y de desarrollo social: “Si no pueden renuncien, pero no sigamos usando las oficinas de gobierno, no sigan recibiendo un sueldo por no hacer nada porque eso también es corrupción”.

Desde aquel agosto, han pasado ya más de seis años. El gobierno del panista Calderón Hinojosa no pudo responder en su momento a esa exigencia. Vino el cambio de sexenio y con él, incontables y reiterativas listas de promesas porque con el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a Los Pinos sí se movería a México, sí se alcanzaría el sueño de la justicia social y el país comenzaría su ascenso para consolidarse en la cima del desarrollo entre los países emergentes.

Otra vez, a unos días de cumplirse 26 meses de la administración de Enrique Peña Nieto, nada de eso ha sucedido. Por el contrario, México está peor en todos los renglones que preocupan a la sociedad: inseguridad, bienestar de las familias, corrupción y abusos contra los derechos humanos.

Pero este gobierno en particular mostro muy pronto, en su primer año, que los elementos que lo conforman no iban a dar los resultados que Peña Nieto ofreció en su primer discurso como Presidente de la República, el 1 de diciembre de 2012 en Palacio Nacional.

Al paso de los meses, entrados ya en el tercer año de su sexenio, los problemas tradicionales del país se han recrudecido, y encima se le ha adicionado una crisis de desconfianza e incredulidad que incluso rebasa las fronteras de México. El Presidente y su Gabinete están desacreditado por la falta de avances y, ahora, por ser ellos mismos protagonista en la práctica del peor cáncer del país: la corrupción.

Aun así, el Jefe del Ejecutivo federal no se decide a mover las piezas, aun cuando desde fuera se advierte que el Gabinete está partido, que no hay cohesión para la creación y el desarrollo de políticas públicas efectivas y que, cada vez más, ese equipo ha propiciado un retroceso.

En inseguridad, lo saben y lo padecen los mexicanos en todos los estratos sociales, el avance es nulo. Además, a diario, los medios de comunicación reproducen noticias donde quienes ordenan y ejecutan asesinatos son funcionarios, políticos y miembros de las fuerzas armadas, ya sean del Ejército, la Marina, la Policía Federal o las policías de los estados y de los municipios.

La economía, a su vez, no marcha. Por más discursos optimistas, por más presunción de que las reformas estructurales, en especial la Reforma Energética, será la panacea que cure la enfermedad crónica de un sistema económico incapacitado para generar bienestar entre la población, lo cierto es que en México el empleo se da a cuentagotas y son más los que están en la calle ávidos de un trabajo para llevar pan a las mesas de sus familias.

El 1 de diciembre de 2012, Enrique Peña Nieto prometió “Mover a México” e invitó a toda la sociedad a ser parte “de esta gran transformación”.

También afirmó: “Transformar a México significa vencer los rezagos. Transformar a México implica mover todo lo que se tenga que mover: la gente, la mentalidad, las instituciones”.

Pero ya en los hechos, y a la luz del fracaso de sus primero dos años en el gobierno, el Presidente no ha movido ni a la gente, a su gente, ni a las instituciones. Lo que sí ha evolucionado es la mentalidad de la ciudadanía, cada vez más consciente de que en sus manos está el cambio, y que para lograrlos es necesario protestar, evidenciar los abusos y a los corruptos, señalarlos todo el tiempo con el dedo para que se les investigue y se les detenga.

México no puede seguir como hasta ahora. La urgencia de cambiar a los hombres y mujeres que no han dado resultados positivos al país en el Gabinete legal y en el ampliado, es un reclamo que no puede ser desoído por el Jefe del Ejecutivo federal, cada vez rodeado de menos personas que aporten ideas a favor del bien común, y más de aquellos que babean por más y más poder.

“Si no pueden renuncien, pero no sigamos usando las oficinas de gobierno, no sigan recibiendo un sueldo por no hacer nada porque eso también es corrupción”, les dijoAlejandro Martí a los hombres del poder político hace más de ocho años. Con el mismo dolor, con el mismo punzón partiendo el alma, hoy decenas de miles claman esa exigencia. Es la hora de que Peña Nieto recomponga de una vez por todas su administración o, en su defecto, el país continuará un deterioro cuyas consecuencias, seguramente, serán aún más dolorosas y dramáticas que las que hoy presenciamos.

¿SABÍAS QUE CUANDO SE COME CARNE SE COME ANIMALES QUE SON BEBÉS?

28 Ene