“Los Chuchos” y la “Maestra”: Dios los cría…

2 Feb

Lo dicen politólogos y lo dicen las encuestas que recogen la voz de los ciudadanos en la capital del país: el próximo 7 de junio, en las urnas, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) perderá su hegemonía en el Distrito Federal.

La perderá, además, con conocimiento de causa por parte del grupo de “Los Chuchos”, que lo domina desde noviembre de 2008, cuando Jesús Ortega Martínez asumió la presidencia nacional del Sol Azteca para luego, en marzo de 2011, pasar la estafeta a su tocayo Jesús Zambrano Grijalva, quien a su vez le entregó la dirigencia nacional a Carlos Navarrete Ruiz, el pasado 5 de octubre.

Ese partido perderá la supremacía en el DF a sabiendas de su desprestigio por los diversos actos de corrupción protagonizados por algunos de sus militantes más encumbrados –desde alcaldes hasta gobernadores, pasando por los delegados en la Ciudad de México–; por el debilitamiento de su estructura y la agudización de sus pugnas internas; por su cercanía con los intereses del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y los del Presidente Enrique Peña Nieto; por la mala administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa, titular del Gobierno del Distrito Federal (GDF) y, entre otras razones, por la presencia de una fuerza política que, ahora sí, les competirá de tú a tú en la capital del país: el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), encabezado por Andrés Manuel López Obrador, quien, digan lo que digan los perredistas que hoy dirigen el partido, es el político que más votos les ha generado históricamente en todo el país –y especialmente en la Ciudad de México– desde su fundación el 5 de mayo de 1989.

Es decir, “Los Chuchos”, con pleno conocimiento, perderán en junio próximo todo lo ganado en 16 años de historia por haber convertido a ese partido de izquierda, supuesto defensor de la población más pobre y más necesitada y, también, de los derechos civiles de los mexicanos, en un burdo satélite del priismo, símbolo por excelencia de la corrupción en México.

No conformes con este caótico escenario, y en un acto que evidencia su codicia, “Los Chuchos”, con un partido desmantelado, sin líderes, carente de ideología, tachado de corrupto, anunciaron una jugada que revela descaro: para defender su posición en el Distrito Federal acordaron ir de la mano en las próximas elecciones en la capital del país con el Partido Nueva Alianza (Panal), fundado por la ex priista y por décadas lideresa del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales.

La “Maestra” Gordillo Morales, quien se encuentra en prisión desde el 26 de febrero de 2013, fungió como líder de los maestros de México desde abril de 1989, acumulando un poder político extraordinario en el país, a la vez que se hacía de una fortuna que, hasta ahora e incluso luego de su arresto, no ha podido ser calculada. La revista Forbes la incluyó en una de sus listas más vergonzosas, como una de las “10 personas más corruptas de México”.

El Panal, con Elba Esther y sin ella –por el tiempo que ha pasado en la cárcel– ha sido un partido rémora del poder federal y, en particular, de los Presidentes en turno: tanto del Partido Acción Nacional (PAN) como del Revolucionario Institucional.

El partido de los profesores quedó registrado en 2005, año en el que era Presidente Vicente Fox Quesada, amigo cercano de Gordillo. En 2006, el Panal entró por primera vez a la competencia electoral de la mano del Partido Acción Nacional (PAN), y del entonces candidato a la Presidencia por ese partido, Felipe Calderón Hinojosa. “La Maestra” no tuvo empacho en confesar, meses después de esa elección, que operó abiertamente en favor del michoacano y en contra de López Obrador, entonces candidato de las izquierdas. Después, en el proceso de 2012, Elba Esther intentó una alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el PRI, pero no la logró. El Panal se fue solo, sin Enrique Peña Nieto, quien se convertiría en Presidente.

Gordillo Morales fue detenida poco después de que los priistas volvieran a ocupar la residencia oficial de Los Pinos y hoy se encuentra en el Reclusorio Femenil de Tepepan, acusada de por lavado de dinero y delincuencia organizada.

Con ese partido es que ahora, en su mayor crisis de credibilidad y confianza entre la ciudadanía, el PRD de “Los Chuchos” pretende dar la pelea en la capital del país. Pero mal hace: el mensaje que envía es lamentable y profundiza el hoyo que ha ido cavando en los últimos 26 meses.

“Dios los cría y ellos se juntan”, dice el dicho popular y peyorativo, que se refiere a aquellas personas que se unen por sus preferencias y por sus gustos. Uno de ellos, el más vergonzoso para este caso, es justo la corrupción.

Anuncios

Una respuesta to ““Los Chuchos” y la “Maestra”: Dios los cría…”

  1. ariosto 2 febrero, 2015 a 1:42 AM #

    Como decimos en Chiapas. Pa´que pictes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: