INE: la impunidad que alimenta al Tucán

12 Jun

Hay ya muy poco qué decir sobre los abusos, la transgresión a la Ley y, por tanto, el cinismo mostrado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Proceso Electoral 2014-2015.

Las denuncias en su contra, que comenzaron en diciembre de 2014, se han acumulado por cientos, incluyendo la exigencia ciudadana de quitarle el registro a un partido que, además de pasarse por el arco del triunfo la supuesta autoridad del Instituto Nacional Electoral (INE), ha mostrado un profundo desprecio por el Estado de Derecho.

Pero la culpa no es sólo de este infractor recurrente, que ahora está nuevamente en el ojo de la opinión pública luego de ayer se revelara que mediante agencias de manejo de artistas se pagó a pseudo “estrellas” de Televisa y TV Azteca, para tuitear a favor del Verde entre el 6 y el 7 de junio pasados, en plena veda electoral, lo que constituye una violación de la Ley no sólo del Partido del Tucán, sino de la compañía que se prestó para cometer ese delito y de las personas que, a cambio de miles de pesos, también vulneraron la legislación electoral federal.
La culpa es también del Consejo General del INE y de los 11 ciudadanos que lo integran, y que fueron elegidos por el pleno de la Cámara de Diputados, quienes han mostrado una actitud condescendiente y permisiva con el Verde:
El Consejero Presidente, Lorenzo Córdova Vianello; el Secretario Ejecutivo, Edmundo Jacobo Molina, y los Consejeros Electorales: Enrique Andrade González, Marco Antonio Baños Martínez, Adriana M. Favela Herrera, Beatriz Eugenia Galindo Centeno, Ciro Murayama Rendón, Benito Nacif Hernández, José Roberto Ruiz Saldaña, Pamela San Martín Ríos y Valles, Arturo Sánchez Gutiérrez y Javier Santiago Castillo.
La culpa es además, de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que ha aprobado sanciones y multas al Partido del Tucán por infracciones calificadas como “grave ordinaria”, permitiendo que ese instituto político, peón del Partido Revolucionario Institucional (PRI) actualmente en el poder y del que el Presidente Enrique Peña Nieto es el gran jefe, viole una y otra, y otra, y otra vez la Ley que, en teoría, esa institución defiende.
Los mexicanos estamos atónitos no por el descaro del Partido Verde Ecologista de México, que evidencia desde hace tiempo un comportamiento criminal profesionalizado, sino por la impunidad con que lo alimentan las autoridades electorales, quebrantando así toda posibilidad de que la sociedad mexicana las respete y les crea.
El INE duerme un sueño profundo desde que en diciembre de 2014 comenzaron a caer en racimos las denuncias contra el PVEM. Y no, nomás no despierta, a pesar de que afuera, en el mundo real, los ciudadanos lo abuchean ruidosamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: