El 50% de mexicanos ignora qué es un monopolio: estudio; lo ligan a luz, cine, gas y gasolina

1 Abr

Ciudad de México, 27 de marzo (SinEmbargo).– La Alianza por la Competencia presentó un estudio que evidenció que en México una gran parte de la población no entiende lo que es un monopolio, y más grave aún, alertó que la Ley Federal de Competencia Económica, que entró en vigor el año pasado, sólo es conocida por el 1 por ciento de la población.

La encuesta realizada por la Alianza en 2014 reveló que sólo 49 por ciento de los mexicanos considera que los monopolios son malos, mientras que un 34 por ciento piensa que los precios de los productos o servicios bajan cuando una sola empresa abarca el mercado.

El estudio detalló que aunque un 49 por ciento de la población cree que los monopolios son malos para la competencia, y un 42 por ciento considera que si una sola empresa vende un producto o servicio, los precios encarecen.

Esa reforma, que entró en vigor en julio de 2014, busca inhibir las conductas anticompetitivas y las concentraciones indebidas que provocan un incremento excesivo en los precios. Con la nueva ley, el Gobierno aseguró que buscará un nuevo sistema de competencia económica en el país, así como un entorno más justo en el que distintos jugadores puedan ofrecer mejores servicios y precios al consumidor.

“La mayoría en realidad no sabe que México está lleno de monopolios que los afectan con precios más altos”, aseguró el investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo AC (CIDAC) Aitor Ortiz durante la presentación del “Estudio para Identificar el Nivel de Conocimiento y Percepción de la Competencia Económica”.

“Da igual lo que un regulador esté haciendo si no le está llegando el mensaje al consumidor”, criticó Ortiz.

La alianza realizó una encuesta entre mil 136 mexicanos de todo el país, de todos los niveles económicos y de edad entre 19 y 64 años.

El estudio arrojó que un 16 por ciento piensa que no se debe castigar las prácticas anti-competitivas. Mientras que un 39 por ciento exige un mayor control sobre las empresas monopólicas.

Fernando Miño, director de Estudios Políticos y Gubernamentales de Ipsos Public Affairs México, criticó que el estudio “nos deja muy claro la falta de información e incluso de interés de los consumidores”.

Mientras que Ortiz consideró que además entre los consumidores “hay mucha confusión entre competitividad y competencia”.

De acuerdo con el estudio, los mexicanos creen que el sector energía, como son los combustibles, el gas y la luz, es donde existen mayores prácticas monópolicas. Además del servicio del agua.

En menor grado, la gente consideró que en la venta de diversos artículos de la canasta básica como el huevo, el pollo, el arroz, las tortillas, la leche, el pan y la carne, también existe poca competencia.

Los mexicanos califican las condiciones de competencia en los mercados de luz con 2.7 de calificación, en una escala del 1 al 10 -en la que 1 significa que no existe competencia-; gasolinas, 3.7; gas, 4.4; cines, 5.1; cemento, 5.4; huevo, pollo y transporte aéreo, 5.7; arroz y tortilla, 5.9; frijol, 6; leche, afores, carne y pan, 6.2; pan, jugos envasados, medicinas y mueblerías, 6.4; verduras y transporte terrestre, 6.5; y bancos con 6.6.

Mientras que, la población mexicana considera que en los cigarros, automóviles, cervezas y refrescos, es el mercado en donde más competencia hay.

Además, el estudio reveló que existen muchos productos de la canasta básica con muy poca competencia, lo cual principalmente afecta a los consumidores de bajos recursos.

“El estudio manifiesta lo que todos ya sospechábamos: hay que comunicar los beneficios y consecuencias de la competencia”, señaló Aitor Ortiz.

Por ello, Fernando Miño consideró también que es necesario informar a la población sobre la competencia económica y sus beneficios.

LOS MONOPOLIOS

 


 Uno de los monopolios más criticados en México es el de las telecomunicaciones. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) criticó en un estudio la concentración extrema de medios de comunicación en pocas manos.

La OCDE señaló que los mexicanos pagaron anualmente 13 mil 400 millones de dólares entre 2005 y 2009 en sobreprecios de telefonía fija y celular, así como en servicios de banda ancha en un mercado dominado por las empresas del magnate Carlos Slim Helú.

Según las cuentas del la OCDE, el costo de los sobreprecios que pagan los mexicanos en este rubro es de 25 mil 800 millones de dólares al año, y del 2005 al 2009 suman 129 mil 200 millones de dólares, equivalentes al 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

La OCDE ve que las empresas de Carlos Slim reciben un pago injusto por los deficientes servicios de telefonía e internet que ofrecen, y ellas son algunas de las causas del rezago de México en las telecomunicaciones, a pesar de que ya se aprobó una Reforma en Telecomunicaciones que abre el sector, principalmente en el campo de la televisión abierta al licitarse dos nuevas cadenas.

Con base en las cifras de la OCDE, cada familia perdió el equivalente a 5 mil 160 dólares en cinco años, es decir, mil dólares al año por familia, que se pagan en tarifas excesivas, pérdida de competitividad y baja calidad en los servicios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: