Eruviel y las tarjetas: tradición electoral en el Edomex

30 Mar

Que los gobernadores del Estado de México, siempre priistas por cierto, hagan regalos en tiempos electorales es una añeja tradición que incluso las autoridades electorales han alentado, pues nunca un mandatario ha sido siquiera amonestado.

Esa práctica arraigada, la de las dádivas a los electores en tiempos de campaña, es hoy aún más descarada, a pesar de que el nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) insiste en que uno de sus objetivos centrales es acabar con las prácticas que condicionan el voto de los mexicanos a cambio de despensas, vales, materiales de construcción y, desde 2012, tarjetas con dinero para comprar en almacenes y tiendas de autoservicio.

El reciente ejemplo del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), un hijo putativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), es vergonzoso por donde se le vea, pues ese instituto político no sólo ha violado las reglas del proceso electoral 2015, sino que se ha burlado de la autoridad del INE al pasarse por el arco del triunfo sus exigencias para detener una campaña multimillonaria que destaca los “éxitos” logrados por el Verde “a favor” de los mexicanos.

Las enseñanzas del padre al hijo –así sea éste adoptivo– han sido amplias y detalladas, y el PVEM las ha incluso clonado.

Y los padres, por supuesto, predican con el ejemplo para que esa instrucción no se pierda, para que el acervo permanezca por siempre.

Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México, es una muestra de cómo deben respetarse los usos y costumbres del tricolor.

De acuerdo con denuncias del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en las últimas semanas el Gobierno del Edomex ha entregado a padres de familia o tutores de estudiantes de nivel básico de al menos 50 municipios la tarjeta denominada “La Efectiva”, con 130 pesos para apoyo de útiles escolares.

La administración del Edomex anunció en enero pasado el “Programa de Entrega de Útiles Escolares para el ciclo escolar 2015-2016”, que beneficiará a 3 millones 286 mil alumnos de educación básica, lo que representa un gasto de 448.5 millones de pesos.

El programa, sin embargo, se empezó a implementar hace unos días con la entrega de los plásticos, con el compromiso de que los 130 pesos se podrán cobrar a partir del próximo 8 de junio; es decir, un día después de las elecciones del 7 de junio.

Esos plásticos, lo mismo que las “Tarjetas Premia” del Partido Verde Ecologista de México, han llegado a los domicilios de las personas, lo que  violaría las disposiciones legales contenidas en los artículos 25, numeral 1, incisos a), t) y u) de la Ley General de Partidos Políticos; 126 numeral 4; 133, numeral 5; 148, numeral 2, de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe).

Para Morena, cuyo líder nacional Andrés Manuel López Obrador sabe un rato de estas acciones del priismo, la entrega de esas tarjetas condiciona el voto a favor del PRI, pues está implícita una promesa de recursos, que ofrece una aportación en materia de financiamiento en especie y en efectivo, además de que esto constituye un delito por actos anticipados de precampaña y campaña.

Mientras que el PRD afirma que el hecho de que el Gobernador Eruviel Ávila realice programas dentro del periodo electoral, tanto a nivel estatal como federal, afecta el principio de equidad e imparcialidad entre los partidos contendientes en el proceso electoral local y federal, una circunstancia que es violatoria de la Constitución Federal y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales dado que es el mandatario local quien está posicionando a su partido político  y coaccionando al electorado en el Estado de México para que voten a favor de ellos en la próxima contienda electoral.

Pero la peor parte es que el INE no reacciona. Ahí están las denuncias, las evidencias y los testimonios de padres a los que se les obliga a canjear las tarjetas presentando su credencial de elector, un número que queda registrado en la base de datos del gobierno mexiquense. Además, la oposición acusa que, casualmente, la propaganda repartida contiene el logo “Mover a México”, el cual el Tribunal Electoral “tramposamente ha validado y permitido que se continúe usando”.

La omisión del INE daña aún más la desconfianza que los ciudadanos tienen ya en el árbitro de las contiendas electorales. Su negligencia levanta aún más sospechas sobre su supuesta imparcialidad, algo que, en definitiva, no abona a mejorar el ambiente de enfado y hartazgo contra las instituciones que hoy se vive en México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: