Con Aristegui

19 Mar

Los argumentos de MVS para despedir a Carmen Aristegui son absurdos lógica y jurídicamente hablando e intentan esconder tras de sí su verdadera intención política. Trataré demostrarlo.  Primero un apretado resumen de los hechos.

  1. El 9 de marzo de este año, la Unidad de Investigaciones Especiales de Noticias MVS/Aristegui participa en el lanzamiento de México Leaksuna plataforma de denuncia ciudadana.
  2. El 12 de marzo MVS Radio por pérdida de confianza, despide a Irving Huerta y a Daniel Lizárraga, reporteros de la Unidad de Investigaciones especiales.
  3. Al día siguiente dirigiéndose a los directivos de MVS, Carmen Aristegui exige la reinstalación de los citados periodistas.
  4. El 13 de marzo MVS publica los “Lineamientos aplicables a la relación entre Noticias MVS y los conductores de sus emisiones informativas.”
  5. El  15 de marzo Gabriel Sosa Plata, Defensor de la audiencia de MVS emite un Posicionamiento Público sobre dichos Lineamientos.
  6. El mismo día MVS emite un comunicado dando por terminada la relación de trabajo con Carmen Aristegui.

Me concentro en los argumentos concretos de los actores, ya que creo que las teorías de la conspiración en realidad son flojera intelectual y obnubilan la razón en momentos ya de por sí turbulentos. Particularmente llaman mi atención dos de ellos.

  1. Uso inadecuado de las marcas y los recursos por parte de los reporteros.

MVS sostiene que el despido de Huerta y Lizárraga “… obedece a que la empresa tiene razones suficientes, que han ocasionado la pérdida de nuestra confianza en ambos reporteros” pero en su comunicado nunca las desarrolla con claridad, limitándose a decir que es inadmisible: “comprometer recursos y marcas de la empresa, sin el conocimiento y autorización de la administración”. Se presta al desconcierto que en el inicio del comunicado, MVS sostenga que “la plataforma Mexico Leaks no es el problema” ¿Si ese no es el problema, entonces cuál es?

Legítimamente la empresa tiene derecho a que sus marcas registradas tengan un uso adecuado. Si el argumento es que: a) colocar la marca de MVS en la página de México Leaks es un uso inadecuado y que, b) no contaban con la autorización debida, es posible que tengan razón. Vamos por partes: a) En la página mencionada se lee con claridad “Unidad Aristegui/MVS” y esa no es una marca registrada sobre la que MVS, ni nadie, tenga derecho. Se puede verificar en la página del IMPI.  Es claro que “Noticias MVS” es la marca pero la misma no se extiende a la frase “Unidad de investigaciones especiales de MVS” ni mucho menos a la leyenda que aparece en México Leaks “Unidad Aristegui/MVS” aunque incluya parte del nombre;  b) sobre si estaban autorizados o no para participar en la presentación de la mencionada plataforma, es fácil llegar a la conclusión de que lo estaban, no por la administración de MVS, sino a por quien la misma compañía designó como responsable de la unidad, la misma Carmen.

El uso inadecuado se probaría si el asistir a la presentación o recibir información de México Leaks, fuera una tarea diferente a la que tienen por contrato, la investigación periodística. Pero ¿investigar es un uso inadecuado de recursos humanos en una Unidad de Investigación?

Para probar la pérdida de confianza deberían mostrar un documento firmado por los reporteros que estableciera compromisos a nombre de la empresa o que otorgara licencia sobre el uso de la marca, o que se comprometieran a realizar labores remuneradas en horarios de trabajo comprendidos en su contrato con MVS. Por lo que leo en la página de México Leaks, en realidad no hay compromiso alguno por parte de ellos, al contrario es un esfuerzo por obtener información de fuentes anónimas para que en todo caso se investigaran.

Al respecto Carmen Aristegui es contundente:

“en lugar de despedirlos deberíamos premiarlos […] han dado un trabajo de primer nivel, un trabajo valiente, responsable, que debería ser reconocido, no castigado”.

No pretendo ser legalista, pero me molesta mucho que se usen argumentos legales sin sustento. En realidad una buena idea hubiese sido que Carmen avisara a los directivos de esa presentación pública. Quizá una llamada o una reunión interna habrían zanjado el diferendo.

  1. El significado de diálogo para MVS.

Vigentes están tanto el contrato de enero de 2009 (Anexo) como los acuerdos de 2011, donde se establece la Defensoría de la audiencia. Vigente también está el acuerdo que otorga la dirección de la Unidad de Investigaciones Especiales a Carmen Aristegui. De tal manera que al exigir la reinstalación de los periodistas cesados, Aristegui solo hace valer el mutuo acuerdo al que había llegado con la empresa. No existe en sus declaraciones, ni modificaciones contractuales, ni mucho menos ultimatos.

MVS responde modificando estos acuerdos sin haber consultado al propio Defensor de la audiencia, ni a la propia Aristegui. En esencia, establecen un Comité Editorial con un Director que determinará los contenidos de los programas. En las citadas normas retiran  la Unidad de Investigación de la dirección de Aristegui y modifican el nombramiento del Defensor de la audiencia. Al pronunciarse sobre el particular Sosa Plata dijo:

“Las condiciones impuestas a la periodista eran simplemente inaceptables por dignidad profesional y por cambio unilateral a su contrato”.

No solo se limitan a eso. Imponen restricciones a los colaboradores de MVS sobre su vida privada, es decir, sobre lo que hacen después de su horario de trabajo. En su comunicado final sin ruborizarse MVS dice: “…trabajamos en equipo. La cultura de nuestra organización gira en torno a ese concepto”. Una pregunta ¿en qué parte del “trabajo en equipo” cabe el cambiar los contratos sin el acuerdo de sus conductores?

La próxima vez que escuchen la palabra “diálogo” en voz del gobierno o sus aliados, ya sabrán qué significa. Defiendo el espacio de Carmen porque ha sido de los poquísimos que desde 2012 han permanecidos abiertos a casos de represión política y porque como lo destaca el Contingente Mx, en el programa se abría a las discusiones por un internet libre.

La investigación y crítica son componentes de la inteligencia personal y colectiva. ¿Castigarla a dónde nos llevará? Algunos no entienden que al cerrar los resquicios para la libre expresión se incentiva el silencio y la obediencia. No es una empresa más. Es una concesión de algo que nos pertenece, el espectro y lo que para la libertad significa.  Para mí es claro que con MVS están EPN, Laura Bozzo, Eduardo Medina Mora, Cuauhtémoc de la Torre, Televisa y una estela de corrupción.

¿Cuántos estaremos con Aristegui?  Quizá cuando MVS se queja de un “uso no autorizado de la marca” es posible que sea una confesión involuntaria, la marca “Los Pinos”.

Por Jesus Robles Maloof 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: