Un esbozo de la sociedad civil asoma en el Edomex

23 Feb

El lanzamiento de una campaña, organizada por un grupo ciudadano en el Estado de México, para denunciar un posible conflicto de interés entre distintos gobierno en esa entidad, todos emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y la constructora OHL, es apenas un bosquejo –plausible por donde se le vea– en una sociedad que ha permanecido por décadas dominada por el tricolor y por un puñado de familias políticas y empresariales que no han dejado pasar ni a los partidos opositores ni a la crítica de la opinión pública.

El Edomex, hasta ahora que comienzan a mostrarse los primeros trazos de lo que parece ser un despertar ciudadano, ha sido el reino del silencio y la opacidad de los priistas, el partido hegemónico en el estado.

La mayoría de los medios de comunicación, incluso, se han mantenido al margen de las problemáticas sociales y de los escasos reclamos por corrupción, robos y fraudes con dinero de la entidad, y hasta crímenes y vendettas que provienen de servidores públicos, políticos encumbrados y miembros de la seguridad estatal y federal, siempre alimentada por el dinero del presupuesto estatal que controla lo que se dice y lo que no, a través de la herramienta del chantaje, como son las pautas publicitarias.

Durante décadas, esos grupos políticos se han repartido el poder sin que nadie reclame ni las haga sombra. De ese sistema totalitario emanó el actual gobierno federal, que preside Enrique Peña Nieto, y cuando el mexiquense originario de Atlacomulco se montó en la vitrina nacional e internacional –antes de su campaña, durante el proceso electoral de 2012 y, luego, ya como Presidente de México– de inmediato se exhibieron las carencias de un hombre y un equipo de cercanos que no estaban acostumbrados a la crítica, al debate de las ideas y, mucho menos, a recibir la desaprobación de la sociedad civil.

Ayer, ese grupo ciudadano, que como como mencionamos es apenas un boceto de lo que la sociedad podría cambiar en el Edomex, ha pagado desplegados en la prensa nacional desde principios de este año para denunciar las ganancias de la empresa OHL México por medio de su Concesionaria Mexiquense en la participación de uno de los conjuntos carreteros más importantes de esa entidad: el Circuito Exterior Mexiquense. En dichos escritos, los inconformes anuncian multimillonarias irregularidades entre la inversión inicial, las proyecciones de ingresos y las explotación de la concesión.

Además, apoyados en la Internet, lanzaron el portal FIN AL ABUSO [www.finalabuso.net] así como una cuenta de Facebook, donde exponen documentos que enumeran acciones y cifras que supuestamente favorecen a la firma, cuyo director ejecutivo es Sergio Hidalgo Monroy Portillo, un ex funcionario público federal y persona cercana al PRI y, además, al Presidente Peña Nieto.

En uno de esos documentos se plantea que el 25 de febrero de 2003, durante la administración del también priista Arturo Montiel Rojas, la Secretaría de Comunicaciones del Estado de México otorgó a Concesionaria Mexiquense, SA de CV, una concesión con plazo hasta 2033 para la construcción, explotación, operación, conservación y mantenimiento del conjunto de autopistas que integran el Sistema Carretero del Oriente del Edomex, mejor conocido como Circuito Exterior Mexiquense. Tiempo después, en el sexenio de EPN en la entidad hubo varias modificaciones para que OHL México operara hasta 2040. Luego, ante una proyección presentada por OHL donde aseguraba que para 2040 no alcanzaría a recuperar su inversión total, en diciembre de 2012 el gobierno que encabeza actualmente el priista Eruviel Ávila Villegas aprobó ampliar el término del permiso hasta 2051 y autorizó un aumento en la tarifa de peaje que determinaría la empresa, según expone el documento Quinta Modificación al Título del CEM.

Por ello, este grupo ciudadano exige que el actual Gobernador Ávila Villegas dé la cara e informe qué está pasando con este contrato pero, aún más importante, la agrupación ya ha pasado el caso a tribunales.

“Los usuarios del CIRCUITO EXTERIOR MEXIQUENSE, los mexiquenses y todos los mexicanos también tenemos derecho a saber: La sociedad sigue esperando sus respuestas. La transparencia y la rendición de cuentas son condiciones necesarias de un eficaz combate al abuso y la corrupción”, le exigen estos ciudadanos a Eruviel Ávila desde su cuenta de Facebook.

Y su acción no sólo merece el aplauso, sino el apoyo de todos los mexicanos, porque no es sólo el consorcio OHL… Si la sociedad mexiquense se movilizará con mayor fuerza, imagine los cadáveres, las ratas y la porquería que saldrían a flote en esa entidad, donde las voces críticas y las demandas más encarecidas de la población se han acallado por décadas, para la conveniencia, el interés y las ganancias –muchas, por cierto– de unas cuantas familias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: