A México le urge Estado de Derecho para prosperar: Angélica Fuentes

22 Ene

El sector empresarial tiene una labor importante para crear condiciones más prósperas y benéficas a sus trabajadores, que al final del día constituyan un elemento importante para recuperar el Estado de Derecho que el país necesita, consideró Angélica Fuentes Téllez, presidenta ejecutiva de Grupo Omnilife y fundadora de Angelíssima.

Angélica Fuentes, quien el año pasado ocupó el lugar número cinco en el “Ranking de las 50 mujeres más poderosas de México”, realizado por la revista Forbes, participará por segunda ocasión en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), que tendrá lugar del 20 al 24 de enero en Davos, Suiza. En entrevista con SinEmbargo destacó la necesidad de que el país recupere el Estado de Derecho y de que se solucionen problemas como el tema de los feminicidios, la desigualdad social y la equidad de género, no sólo en cuanto al acceso de las mujeres a mejores oportunidades en las empresas sino también en la claridad de la información sobre los recursos públicos que se destinan a este rubro.

Sobre este tema, la empresaria adelantó que a través de su fundación promoverá que se entregue información detallada sobre el destino de los recursos públicos para apoyar la equidad de género en el país, cuáles han sido los beneficios en concreto y quiénes han sido los beneficiados.

Fuentes también se refirió a casos como el de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero y la matanza de Tlatlaya, en el Estado de México: “Son temas que me duelen mucho pensar, como madre, por todo lo que ha pasado con estos jóvenes que han vivido situaciones tan terribles y tan difíciles”.

IGUALDAD DE GÉNERO Y ESTADO DE DERECHO
–El 24 de enero dará inicio el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y usted es de las pocas empresarias mexicanas que tiene una participación activa dentro del mismo, ¿qué representa para usted formar parte del WEF y en esta ocasión cómo sería su participación?

–Para mi es un honor participar en un foro donde van líderes destacados del sector empresarial, intelectual y político donde no nada más es lo que aportamos, sino lo que aprendemos y lo que podemos implementar dentro de las diferentes áreas de trabajo y responsabilidad que cada quien tenemos.

Yo en el foro, en lo particular, participo en dos temas muy importantes que tienen que ver con el tema de género. Soy presidenta del tema de género para México, lo iniciamos en el 2012, lo terminamos y vamos a dar el avance que tuvimos en el tema para cerrar la brecha sobretodo económica. Y el otro tema se llama Family Bussiness Community, en donde también el tema al que me han invitado participar tiene que ver con la participación de más mujeres dentro de las empresas familiares, donde a partir de la participación de ellas mismas pueden incidir no sólo en los consejos [de administración] como hijas y accionistas, sino que también puedan incidir en su participación dentro de la misma estructura de trabajo para abrir espacio a más mujeres. Uno de los temas principales que tratamos aquí es que a nivel mundial, el sector empresarial controlado en el 80 por ciento por familias hoy en día, es importante que tengamos más incidencia, sobre todo las generaciones más jóvenes, en el quehacer y diseño de las diferentes estructuras que hoy necesitamos en los sectores empresariales.

He venido diciendo, por muchos años y todavía lo creo, que se siguen formando estructuras por hombres para hombres dentro de las empresas, y para mi es muy importante que tenemos que transitar a estructuras hechas por hombres y mujeres para hombres y mujeres dentro de las empresas, donde haya un balance de vida personal y empresarial, no nada más para beneficio de la mujer, sino también para el hombre. Y en este sentido, las empresas se verán beneficiadas. Estas son las dos áreas en las que estaré participando.

Obviamente vamos a platicar sobre lo que sí podemos hacer las empresas para cambiar ese tipo de estructuras, lo que nosotros hacemos a título personal como grupo.

–¿Existe esa apertura para abrir estos espacios a la mujeres para presidir más los consejos, presidir más en la toma de decisiones, porque en las familias empresariales la tradición es que el hijo es el que se queda al frente de la empresa?

–Tenga la capacidad o no, estoy de acuerdo, o incluso los yernos, tristemente, todavía van asociados. Para mi lo que ha sido importante y la razón por la cual también abrieron este espacio es porque el año pasado estaba en una conferencia telefónica con dos muy jóvenes mujeres, hijas de dos grandes empresarios, uno de la India, el otro no recuerdo de dónde. Ellas dos participan en el consejo de las empresas y les decía: ¿Por qué no participan en la estructura de la misma?. Y dijeron que no las dejan. Pero pues no es que no las dejen, tenemos que practicar en levantar la voz y si tienen ganas de participar dentro de la misma, puedan entrar. Entonces les gustó mucho cómo lo planteé y me invitaron a participar y abrir un espacio exclusivamente dentro de este entorno familiar para platicar del tema de cómo las mujeres deben de empezar a incursionar dentro de las estructuras familiares para que poco a poco se pueda cambiar.

¿Es fácil? no. Cambiar la mentalidad de las generaciones de más atrás va a ser difícil, sí, pero si no ponemos en la agenda cómo sí tenemos la capacidad y el talento y que la mujer tenga las ganas de hacerlo pues no va a cambiar nada. Ya estamos viviendo en el siglo XXI, ya estamos en el año número 15 de este siglo nuevo, y creo que ya es muy importante poner este tema sobre la mesa, en la agenda de una forma precisa, y eso es lo que vamos a ver ahora en Davos (Suiza), y en abril de este año se tiene el Family Bussiness Community ya en lo particular, y vamos a volver a incidir en este tema.

–Uno de los reclamos que tiene en estos momentos el sector empresarial mexicano y que se está haciendo más fuerte es el tema de la corrupción, que ya no sólo se está moviendo a niveles gubernamentales, sino también a un nivel de empresas muy grave. Que haya mujeres dentro de la empresa, ¿cómo ayudaría a detener este problema de la corrupción?

– Yo creo que la corrupción no es un tema de género, los hombres no son más corruptos que las mujeres, y creo que tiene que ver con el tema de la educación y los valores. Ahí lo que se tiene que hacer es regresar, implementar los valores en las escuelas, dentro de las familias para desarrollar seres humanos que tengan este cassette, humanos que entiendan que el respeto hacia los demás empieza con el respeto hacia uno mismo, que entienda que la honestidad en su colaboración en cualquier espacio inicia con la honestidad con la que se le educa a la gente.

Yo creo que es más un tema de educación, con algo que son los valores que hemos perdido de una forma extraordinariamente grande y tenemos que regresar a esas bases tan tan importantes.

–Se ha hablado por parte del sector empresarial de una propuesta anticorrucpión, ¿la han consultado?

–No.

–¿Cuál sería su propuesta como una de las mujeres más poderosas de México para esta iniciativa?

–Se tiene que empezar por la educación, primero en la casa después en las escuelas. Pero también algo fundamental en las empresas: tienen una gran responsabilidad de empezar a dar también capacitación a nuestro staff sobre la ética, honestidad, lealtad. Empezando por algo muy importante y es que a veces se nos olvida y lo único que hacemos es la honestidad hacia la empresa, la lealtad hacia la empresa, el respeto hacia cualquier activo que te confieren como responsabilidad para que saques adelante un proyecto.

Para mi hay algo todavía más básico y fundamental. Nosotros cuando hablamos de temas de capacitación, de ética, de honestidad, de lealtad, de responsabilidad de participación, lo más importante es que les empecemos a hablar dónde inicia, y es contigo. Debes respetarte tú y hacemos unas prácticas de participación de cómo sí se debe de respetar, cómo inicia ese respeto y hacia afuera a la empresa. Lo mismo sucede con la lealtad, si no eres una persona que no tienes lealtad a ti mismo, si no tienes valor a lo que sientes, a lo que quieres, difícilmente lo harás con la empresa. Si eres una persona deshonesta contigo misma, si no te puedes dignificar como mujer y en la base de todo, como ser humano, difícilmente vas a hacer honesto con lo que hagas en la vida.

Entonces, en la empresa, yo sugeriría que se den estos tipos de cursos, pero que no nada más incidieran hacia afuera, y no me refiero nada más en el entorno empresarial, sino también cursos en donde todos estos temas también se inicien y se practiquen en lo personal.

Cuando nosotros empezamos a cambiar poco a poco en la mentalidad de los empleados del grupo, ellos a su vez lo llevan a sus casas y permea hacia abajo, permea con sus hijos, con sus parejas y eso obviamente empieza a abrirse hacia las comunidades y hacia los espacios en los que se desarrollan.

–Las escuelas de negocios qué papel juegan, porque se dijo que se iban a transformar los planes de estudios para tener más ética, no hemos cambiado mucho, y no sólo son más sino de mayor valor los temas de corrupción. Todos los días los vemos y no sólo en México, sino también en el mundo…

–Lo importante es que los empresarios y las cabezas de los diferentes grupos tengamos muy claro que debe de iniciar con nosotros y con nuestros empleados y después hacia afuera con las empresas, creo que de eso seguimos adoleciendo, no sólo debemos seguir platicando del tema tan importante que es el tema de la corrupción, porque no sé si son más o están más presentes porque los medios los han plasmado día a día con más veracidad y tenemos que hacer algo adentro.

Yo creo que todas las palabras, si no se ponen en acción, de nada sirven, y que todos los proyectos, planes que se tienen son fabulosos, mientras no los pongan en acción de nada va a servir que estemos hablando y hablando de lo mismo. Nosotros por eso nos encargamos desde hace varios años nos hemos obligado a cambiar a partir de más capacitación y ponerlo en práctica a diario.

LA VIOLENCIA Y LOS FEMINICIDIOS
–Como mujer empresaria, ¿qué mensaje va a llevar al Foro Económico Mundial en un momento en el que el país está en los ojos del mundo, y no sólo por el tema de la violencia, el caso Tlatlaya, el caso Ayotzinapa, sino también en el caso de los feminicidios?

–Son temas que me duelen mucho pensar, como madre por todo lo ha pasado con lo de estos jóvenes que han vivido situaciones tan terribles y tan difíciles. Los feminicidios, yo soy de Ciudad Juárez, es un tema que ha sido de mucho dolor en muchas situaciones y el más importante por las jovencitas y por las madres y, obviamente, por mi ciudad.

En el pasado me ocupé de lo que podía hacer, era importante llevar un programa de diseño de prevención que se llamó “Ponte Viva”. Para mi va a ser muy importante llevar un mensaje, yo soy una persona que me gusta ocuparme más que preocuparme de lo que está sucediendo. Para mi va a ser más importante de lo que sí podemos hacer y los beneficios que brinda a la sociedad el tema político, social, económico, familiar que la mujer celebre un espacio, que se le dé la oportunidad, se le den las herramientas a la par que cualquier hombre, para que ella también pueda diseñar su vida conforme ella la quiera vivir a través de su independencia económica.

Me es muy importante ir a platicar de la relevancia que queremos hacer como fundación, que se le acerque más la justicia a la mujer y para mi va a ser el tema principal. Ir a platicar desde mi espacio en las distintas vertientes en las que participo, llámese mi fundación, llámese Omnilife, Angelíssima, con ofrecer trabajo, mi participación con Young Women (Mujeres Jóvenes), con el Foro Económico, con las diferentes áreas que yo veo con el mismo tema que es la mujer, ver cómo sí podemos incidir y podemos seguir picando piedra para generar esos cambios que para mi son fundamentales.

Se nos ha olvidado acordarnos de las mujeres en tiempos electorales, y creo que este 2015 van a estar muy presentes y, después, es un tema que tristemente puede olvidarse hasta el 8 de marzo [Día Internacional de la Mujer]. Soy una mujer convencida, creo que no debemos olvidar a la mitad de la humanidad, a la mitad de nuestro país que tenemos que entender, que tenemos un gran potencial que estamos desperdiciando en todo sentido y a quien tenemos que atender, no sólo en beneficio de la mujer, sino en beneficio de la comunidad, que está conformada por hombres y mujeres, por niños y niñas y es fundamental.

Me encantaría que el tema de género fuera un tema que se pusiera en la agenda federal, estatal y local, y obviamente desde el mío, que es el sector empresarial, como un tema primordial en todos los sentidos. Cuando la mujer participa en las empresas, hay nuevas ideas, innovación, creatividad; se resuelven en equipos diversos problemas que cada vez son más complejos de mejor forma, porque se han demostrado con estudios, yo lo estoy viendo: cuando hay más balance laboral y familiar, la productividad incrementa, ya lo medimos y es extraordinario. Cuando la mujer se le da la oportunidad de tener una vida digna a partir de su independencia económica, genera un efecto multiplicador, porque más del 80 por ciento de su salario lo invierte en su familia y en dos temas fundamentales: educación y salud.

¿Imagínate qué pasaría si le diéramos a la mujer acceso al crédito, oportunidades de proyectos productivos, acceso a la tecnología, un mejor apoyo para el cuidado de sus hijos? creo que seríamos sociedades mucho más justas y equitativas, y creo que es lo que todos estamos buscando y lo que todos merecemos. Pero no podemos olvidar a la mujer y recordarla una vez al mes, cada fecha que por alguna razón la mujer sea importante.

–En este momento de reformas estructurales, ¿habrá que hacer una reforma de equidad de género?

–En el presupuesto hay un apartado que está dirigido a temas de equidad; sin embargo, a mi me encantaría, y es uno de los temas que voy a tratar próximamente, saber exactamente en qué se está gastando y cuáles son los proyectos que están destinados a beneficiar el tema de género.

Yo quisiera ver las métricas con las cuales se está midiendo e invirtiendo ese monto del presupuesto en este tema para ver cómo estamos incidiendo y cómo está cambiando los beneficios.

–A partir de esto, ¿ha visto en las empresas políticas que apoyen la equidad de género?

–Muy poco, los empresarios no necesitamos de ninguna ley para generar cambios internos, nosotros tenemos por ejemplo, flex time (horario flexible), home office (trabajo desde casa), antes de que existiera la Ley de Paternidad, nosotros dábamos el doble de días en paternidad. A mi me encantaría que hubiera exactamente el número de días que hay de licencia de maternidad en paternidad, sin quitarle a la mujer los que ya tiene, para que los hombres también participaran. Creo que las nuevas generaciones lo buscan cada día más.

Pero el sector privado no necesitamos de ninguna ley para generar esos cambios que para mi son muy importantes para las empresas. ¿Cuánto hemos avanzado? Poco. Aquí en México, en donde sí hemos copiado algunas políticas positivas, son de corporativos que inician en Estados Unidos. Ford, Siemens, General Electric, tienen políticas muy bien definidas en tema de equidad, que al llegar a México implementan aquí, pero empresas mexicanas no conozco mucho de las políticas internas que tengan de tema de género, pero si te pones a ver cuántas mujeres participan en sus comités ejecutivos, cuántas mujeres son directoras o ejecutivas de las diferentes áreas o de los consejos de administración son muy muy bajos.

–A través de su revisión del presupuesto, ¿cómo va a ser su incidencia? ¿A través de alguna organización o individual?

–Lo va a hacer la Fundación Angélica Fuentes, ahorita estamos trabajando en un estudio que próximamente estaremos presentando y una de las vertientes importantes que queremos hacer y ver es cómo se está beneficiando en el sector público a la mujer y el tema de género a partir del presupuesto que se le designó.

Tenemos adelantos del estudio, que llevamos haciendo poco más de seis meses y está muy completo y que para mi será muy importante incidir en cinco temas puntuales en donde considero que podemos empezar a generar cambios aunque sean pequeños pero muy importantes.

Son los temas de salud, educación, acceso a la justicia, empoderamiento económico y participación política. Va a ser un orgullo poder presentar el estudio y estarlo actualizando continuamente, que también es una parte importante en cualquier estudio que se haga. Se le dará seguimiento en cuanto podamos tener cifras concretas y se puedan plasmar y hacer cambios.

–¿Cómo ve México?

–México tiene una gran necesidad… creo que todas las adversidades por las que atraviesa cualquier persona, cualquier país, cualquier institución generan una gran oportunidad de cambio. Lo que veo ahora es una gran oportunidad de generar cambios por situaciones que se han venido quedando rezagadas por diferentes razones. Es el cambio donde podemos incidir y podemos tener un real Estado de Derecho, yo estoy segura que se está trabajando en el Gobierno federal. Lo veo como una gran oportunidad para generar algo básico y muy importante para todos los mexicanos.

–¿Cuál es el futuro de la mujer en México?

–El futuro de la mujer en México lo veo con ojos positivos. Te digo: yo no me preocupo, sino me ocupo de lo que sí puedo hacer. El futuro de la mujer en México va a estar ligado y va a depender mucho de que la mujer venza sus propios miedos, de que la mujer entienda que tiene una voz y que la tiene que levantar, que entienda que tiene derechos y ya los conoce, sobre todo en este país y que ya tiene una responsabilidad por el mismo hecho de hacerlos valer. Yo espero que las mujeres se sumen a este esfuerzo, pero no es un tema de una mujer para la mujer, muchos piensan que los temas de la mujer que son para ella, para mi no, es un tema donde mi participación es porque el rezago de la mujer en todo ámbito es por mucho mayor que la del hombre, es muy importante que participe en lo mismo cooperando con los hombres para traer a la mujer al justo medio con el hombre en beneficio de la sociedad, de México y de todos.

–¿Como ve una líder la crisis de liderazgo de la que se habla en el país?

–Creo que como líder lo que tenemos que hacer es qué podemos hacer desde nuestra trinchera para generar cambios positivos desde adentro hacia nuestras propias empresas para poder decidir hacia fuera. Cada quien tiene que hacer introspección y ver cómo puede generar los cambios que este país está necesitando.

Para mi es muy importante como líder ver que cualquier cosa que hago o diga va a tener alguna repercusión en mucha gente y por ende, soy una persona que no lo sabe todo, soy un ser humano perfectible. Me rodeo de gente muy capaz y extraordinaria que sabe de más temas que no conozco mucho para tomar las mejores decisiones en pro de lo que yo hago.

Como líder no te paras en el camino a analizar dónde estás, a veces pierdes la brújula y crees que tienes el conocimiento de todo y a veces eso es cometer errores, pero creo que también los líderes a veces nos equivocamos y tenemos todo el derecho de regresar algunos pasos atrás, enderezar o corregir aquello en lo que me equivoqué y caminar. Y yo creo que la sociedad también debe de ser un poco más flexible y entender que somos seres humanos y dar una segunda oportunidad para enmendar el camino y llevar cada proyecto que cada líder tenga a buen puerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: