López-Dóriga: nuevo presidente del INE

15 Ene

+A los pataleos de Televisa y de Joaquín, la sumisión

+ ¿Por qué no actuó con la misma rapidez el INE contra el PVEM?

Al chasquido llegado desde Chapultepec 18, el Instituto Nacional Electoral tiembla y se somete a la orden: sacar del aire el spot donde se incluye a Joaquín López-Dóriga como parte de lo que “no funciona en México”. Sin pudor, el INE acata, se doblega y obedece al patrón televisivo.

La docilidad ciega del máximo órgano electoral del país tras las quejas de Televisa y del impoluto López Dóriga por la transmisión del spot del PRD, nos debe preocupar –y mucho-, por tres razones fundamentales:

1) La falta de equidad e imparcialidad del INE. Ejemplo: cuando el propio PRD presentó una queja en contra del PVEM – en la praxis política, un eructo del PRI-, por los spots transmitidos en TV abierta, privada y en cines, bajo el lema “El Verde sí cumple”, la Comisión de Quejas y Denuncias del instituto se tardó varias semanas en atender la queja perredista, y cuando ordenó retirar los spots, la promoción ya había cumplido con su objetivo propagandístico. Con los verdes tardaron lo que quisieron. Con Televisa y Joaquín, actuaron de inmediato.

2) Más allá de alusiones personales, de personajes y de mensajes, alarma la fragilidad del INE ante el poderío de la televisión privada. Al latigazo de Televisa, el arrodillamiento. A la inconformidad de López- Dóriga, la respuesta fue trabajar en sábado inclusive y decidir sacar del aire el spot en una decisión tomada sobre las rodillas y en unas cuantas horas. Al vapor.

3) A tan sólo cinco meses de la estratégica elección intermedia, el INE enfrenta, con el affaire López -Dóriga, su primera prueba de fuego y la reprueba. Resiente el primer torpedo justo en su línea de flotación, debilitándolo ante lo que viene: el 7 de junio de 2015. Para quien tenía dudas del poderío de Televisa, de la influencia de Joaquín, y de la docilidad del INE, allí están los hechos. Sí: Córdova no es Woldenberg. Muy pronto se agachó.

*****

“Preocupa el temor del INE ante el poder de Televisa”, me dice el maestro Eduardo Huchim, especialista en temas electorales, sobre este asunto. Tiene razón Huchim: el viernes se quejaron Televisa y López-Dóriga, y el sábado, la Comisión del INE resolvió la petición. En tiempo récord.

El punto es –insistimos- en la premura con que actuó la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, presidida por la consejera priista…¡perdón, por la consejera electoral! Beatriz Galindo, secundada por Adriana Favela y José Roberto Ruiz. Pregunta a ellos: ¿por qué no actuaron con la misma rapidez y diligencia cuando el PRD se quejó de los spots de los verdes? Entonces tuvieron la rapidez de la tortuga.

Eso se llama parcialidad en favor de un tercero.

Eso se llama sumisión ante un poder fáctico.

Eso se llama pervertir su misión electoral.

Y sí: esos son algunos de los consejeros que llevarán las riendas el próximo 7 de junio.

Por lo que respecta al spot del PRD, denominado “Queremos ser tu voz” –visto y revisado-, nos preguntamos: ¿Dónde está la agresión en contra de Joaquín López-Dóriga?

López-Dóriga aparece en el spot junto con algunos de sus amigos: Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, Carlos Salinas de Gortari, con quien tuvo una relación muy estrecha que le permitió a Joaquín, inclusive, ser solapado en desfiguros y excesos personales de manera pública, durante el sexenio salinista. Tengamos un poquito de memoria. Por tanto, no creemos que le haya molestado al “teacher” salir a cuadro con aquellos poderosos tan queridos por él.

Pongamos otro ejemplo: si alguien incluye a Martín Moreno o a otro comunicador en un spot y le suelta la andanada de que “éste periodista no funciona” o “mejor no lo lean” o “miente”, pues esa será la opinión del partido o de algún ciudadano. Ni modo. Otros pensarán diferente. No se puede (ni se debe) agradar a todos. De una u otra forma, en distintos espectros, se es personaje público.

¿Dónde está la ofensa a López-Dóriga?

Si el PRD piensa que Joaquín es parte de ese México “que ya no funciona”, pues el PRI, por ejemplo, pensará que López-Dóriga “sí les funciona”, por decirlo de alguna manera. La opinión de un partido no es verdad absoluta. Cuestión de enfoques.

Pero la anterior no es la discusión de fondo.

Lo de fondo radica en la premura con la que dicha Comisión del INE actuó para responder a una queja de una televisora y de su periodista estelar, en este caso, Televisa y Joaquín López-Dóriga. Allí está el conflicto: en la sumisión mostrada.

*****

¿El sábado pasado, en la sesión exprés para atender la queja de Chapultepec 18, los consejeros Galindo, Favela y Ruiz lo consultaron y recibieron el visto bueno del presidente del INE, Lorenzo Córdova? ¿Le avisaron sobre esta decisión?

Si Córdova lo supo y lo avaló, mala señal.

Si Córdova lo ignoraba, pésima señal.

Significaría que muy temprano, ya hay consejeros que se van por la libre y toman decisiones por encima del consejero presidente del INE.

Mal augurio, la decisión del INE para junio de 2015.

Pésimo aviso para la próxima presidencial del 2018.

Y peor para nuestra incipiente democracia.

Por Martín Moreno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: