ONGs alertan: en México, el grueso de los desaparecidos tiene entre 0 y 17 años

14 Dic

En México, los menores de edad constituyen el grueso de las cifras de desaparecidos; sin embargo, no existen investigaciones sobre su paradero, ni protocolos para evitar que sean las víctimas más vulnerables del país, denunciaron directivos de distintas organizaciones.

Del total Registro Nacional de Desaparecidos 2013, un 59 por ciento son niños, niñas y adolescentes entre 0 y 17 años de edad, dijo Luis Alberto Barquera Medina, de Odisea A.C.

“En una búsqueda que realizamos dimos con que 15 mi 719 de los desaparecidos en 2013 fueron niños; es decir, seis de cada 10 desaparecidos. Pero no hay información de cómo fueron secuestrados, necesitamos mucha información adicional para llegar a las medidas que se deben tomar y ver dónde están esos niños”, dijo el activista.

Hace unas semanas la televisión France 24 publicó un reportaje donde denunció que dos meses antes de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala; en Cocula, Guerrero fueron secuestrados 31 adolescentes y niños de ese municipio.

“Hombres con el rostro cubierto se llevaron el pasado 7 de julio de este año, a plena luz del día, a 31 adolescentes, niños y niñas de Cocula en supuestos vehículos oficiales y hasta la fecha sus familiares no saben nada de ellos”, aseguró una supuesta testigo del secuestro a la cadena de televisión.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó inmediatamente después que no existe ninguna denuncia, ni reporte de las autoridades de educación, sobre una supuesta desaparición de 31 alumnos de una escuela de educación secundaria en el municipio de Cocula, Guerrero, pero el el Gobernador de Guerrero Rogelio Ortega admitió que en julio de 2013 desaparecieron 30 jóvenes en esa localidad y el Presidente Municipal, César Miguel Peñaloza Santana, reconoció que ese mes fueron secuestradas 17 personas, entre ellas tres mujeres y dos estudiantes de bachillerato, en la cabecera y comunidades.

Aunque la televisión France 24 retiró el reportaje de su sitio web y reconoció que no contaba con las pruebas para sostener la información, las organizaciones no dudan que el secuestro de esos niños sea verdad y argumentan que el miedo a la denuncia es un fenómeno que se da en México con frecuencia.

“La gente no denuncia por miedo, es un fenómeno que estamos viendo, donde finalmente hay intereses de diferentes órdenes de poder lícito o ilícito y la gente no denuncia por miedo. Aquí lo grave es que no ha quedado claro qué pasó y en general hacen falta protocolos de investigación para los casos de niños desaparecidos. El reto es que las instancias gubernamentales se vinculen y hagan una estadística. En México no se sabe quién se lleva y para qué a los niños”, dijo Mayra Rojas, directora de Infancia Común.

Barquera Medina, de Odisea AC, agregó que los menores en el país son secuestrados para trata, explotación sexual, para usarlos de halcones o de sicarios y para esclavitud.

“Si a todos les va mal en México, a los niños les va peor”, afirmó.

Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), coincidió con Barquera y añadió que –de acuerdo a un estudio que la organización que dirige realizó en 2010– los menores son secuestrados no sólo por el crimen organizado, sino también por el Ejército.

“Hay una participación fuerte de grupos criminales y del Ejército mexicano en la incorporación de adolescentes en la lucha contra el crimen organizado, no sólo es el crimen, sino las autoridades, del Estado”, dijo.

MÉXICO SIN VER A LOS NIÑOS
ONGs alertan: en México, el grueso de los desaparecidos tiene entre 0 y 17 años

El grueso de la población desaparecida corresponde a niños y niñas, denuncian organizaciones. Foto: Cuartoscuro
El grueso de la población desaparecida corresponde a niños y niñas, denuncian organizaciones. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).– En México, los menores de edad constituyen el grueso de las cifras de desaparecidos; sin embargo, no existen investigaciones sobre su paradero, ni protocolos para evitar que sean las víctimas más vulnerables del país, denunciaron directivos de distintas organizaciones.

Del total Registro Nacional de Desaparecidos 2013, un 59 por ciento son niños, niñas y adolescentes entre 0 y 17 años de edad, dijo Luis Alberto Barquera Medina, de Odisea A.C.

“En una búsqueda que realizamos dimos con que 15 mi 719 de los desaparecidos en 2013 fueron niños; es decir, seis de cada 10 desaparecidos. Pero no hay información de cómo fueron secuestrados, necesitamos mucha información adicional para llegar a las medidas que se deben tomar y ver dónde están esos niños”, dijo el activista.

Hace unas semanas la televisión France 24 publicó un reportaje donde denunció que dos meses antes de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala; en Cocula, Guerrero fueron secuestrados 31 adolescentes y niños de ese municipio.

“Hombres con el rostro cubierto se llevaron el pasado 7 de julio de este año, a plena luz del día, a 31 adolescentes, niños y niñas de Cocula en supuestos vehículos oficiales y hasta la fecha sus familiares no saben nada de ellos”, aseguró una supuesta testigo del secuestro a la cadena de televisión.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó inmediatamente después que no existe ninguna denuncia, ni reporte de las autoridades de educación, sobre una supuesta desaparición de 31 alumnos de una escuela de educación secundaria en el municipio de Cocula, Guerrero, pero el el Gobernador de Guerrero Rogelio Ortega admitió que en julio de 2013 desaparecieron 30 jóvenes en esa localidad y el Presidente Municipal, César Miguel Peñaloza Santana, reconoció que ese mes fueron secuestradas 17 personas, entre ellas tres mujeres y dos estudiantes de bachillerato, en la cabecera y comunidades.

Aunque la televisión France 24 retiró el reportaje de su sitio web y reconoció que no contaba con las pruebas para sostener la información, las organizaciones no dudan que el secuestro de esos niños sea verdad y argumentan que el miedo a la denuncia es un fenómeno que se da en México con frecuencia.

“La gente no denuncia por miedo, es un fenómeno que estamos viendo, donde finalmente hay intereses de diferentes órdenes de poder lícito o ilícito y la gente no denuncia por miedo. Aquí lo grave es que no ha quedado claro qué pasó y en general hacen falta protocolos de investigación para los casos de niños desaparecidos. El reto es que las instancias gubernamentales se vinculen y hagan una estadística. En México no se sabe quién se lleva y para qué a los niños”, dijo Mayra Rojas, directora de Infancia Común.

Barquera Medina, de Odisea AC, agregó que los menores en el país son secuestrados para trata, explotación sexual, para usarlos de halcones o de sicarios y para esclavitud.

“Si a todos les va mal en México, a los niños les va peor”, afirmó.

Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), coincidió con Barquera y añadió que –de acuerdo a un estudio que la organización que dirige realizó en 2010– los menores son secuestrados no sólo por el crimen organizado, sino también por el Ejército.

“Hay una participación fuerte de grupos criminales y del Ejército mexicano en la incorporación de adolescentes en la lucha contra el crimen organizado, no sólo es el crimen, sino las autoridades, del Estado”, dijo.

MÉXICO SIN VER A LOS NIÑOS

Del total Registro Nacional de Desaparecidos 2013, un 59 por ciento son niños, niñas y adolescentes entre cero y 17 años de edad. Foto: Cuartoscuro
Del total Registro Nacional de Desaparecidos 2013, un 59 por ciento son niños, niñas y adolescentes entre 0 y 17 años de edad. Foto: Cuartoscuro

Pérez García expuso que los menores en el país constituyen la población más vulnerable a los actos criminales.

“Si hablamos de feminicidios, más de la mitad son adolescentes, siete de cada 10 adolescentes son asesinados con arma de fuego; cuando hablamos de pobreza, 53 por ciento son niños. Si no se reconoce que la mayor parte de los desaparecidos son niños y adolescentes, tendremos muy poco cambio”, advirtió.

El director de Redim indicó que en el país hay una fragmentación de la actuación del Estado en todos los ámbitos de la infancia, lo cual dificulta obtener información confiable, seguimiento y tomar acciones que cambien las condiciones de los menores.

“En tanto no se logre dimensionar estos hechos y tomar acciones que permitan la no repetición, será difícil que algo se logre. Es un país de frágil institucionalidad y hay lugares en los que los mexicanos están descubiertos y desprotegidos por el Estado”, dijo.

Sobre el caso de Cocula, el activista explicó que se debe realizar una investigación exhaustiva e imparcial, además de brindar seguridad a la familia que presentó el caso ante los medios.

“Se deben crear la condiciones que garanticen la seguridad de quienes busquen denunciar la desaparición de sus familiares”, detalló.

El caso de Cocula, dijo, puede ser real, debido a que existe temor de la población a la denuncia

“Más cuando lo sucedido en Iguala demostró que las autoridades están coludidas con el crimen y son ellas, las que amenazan a la población”, agregó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: