LA CASA DE 86 MILLONES DE PEÑA NIETO

12 Nov

Por Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga, Irving Huerta y Sebastián Barragán, de Aristegui Noticias

El pasado jueves 6 de noviembre, el gobierno mexicano revocó, de manera sorpresiva, el fallo de la licitación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, ganada por un consorcio liderado por la empresa China Railway Construction Corporation, propiedad del gobierno chino, y en el que figuraban tres empresas mexicanas vinculadas estrechamente al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al Presidente Enrique Peña Nieto.

Una las compañías nacionales era Constructora Teya, perteneciente a Grupo Higa, la cuál edificó obras millonarias para el Estado de México cuando Peña Nieto fue su Gobernador. Grupo Higa, propiedad del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, también alquiló aeronaves al PRI para la campaña presidencial de 2012, a través de su filial Eolo Plus.

Sin embargo, hay algo más que demuestra la estrecha relación de Peña Nieto con Grupo Higa: una casa en Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México. La “casa blanca” de Enrique Peña Nieto.

Esta es la historia:
Ciudad de México, 9 de noviembre (Aristegui Noticias/SinEmbargo).– En mayo de 2013, los lectores de la revista ¡Hola! –habituados a conocer de las vidas y propiedades de la élite y el jet set internacional- se toparon con un reportaje que la publicación calificó como “excepcional e histórico”.

Al recorrer sus páginas, pudieron observar grandes fotografías de una lujosa y moderna residencia ubicada en Lomas de Chapultepec, una de las zonas de más alta plusvalía en la capital mexicana, que servían de marco para presentar una amplia entrevista con la actriz Angélica Rivera, esposa del Presidente Peña Nieto.

La revista detalló que era “…su primera entrevista como primera dama de México. Cálida y cercana, recibió a ¡Hola! en su residencia familiar, donde no sólo aceptó posar para nuestra cámara, sino también responder a todas y cada una de nuestras preguntas, sin miramientos y con total sinceridad…”.

Rivera habló del amor a su marido, de los seis hijos de ambos y… de la casa: “En nuestras casa llevamos una vida lo más normal posible. Les he hecho saber que Los Pinos nos será prestado sólo por seis años y que su verdadera casa, su hogar, es esta donde hemos hecho este reportaje”.

Una investigación de varios meses realizada por este equipo de periodistas, con el apoyo de la plataforma de periodismo latinoamericano Connectas y el International Center For Journalists, pudo confirmar que la residencia se ubica en Sierra Gorda número 150 y que no está registrada a nombre de Enrique Peña Nieto, tampoco al de Angélica Rivera ni a los de sus hijos.

La residencia –con un valor aproximado de 86 millones de pesos, unos 7 millones de dólares (a tipo de cambio de julio pasado), según un avalúo independiente contratado para esta investigación– es propiedad de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, una empresa que pertecene a Grupo Higa.

Grupo Higa, a través de su filial Constructora Teya, integra el consorcio de empresas nacionales y extranjeras al que fue revocado la licitación para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro.

La investigación comprueba que el Estado Mayor Presidencial (EMP) resguarda la casa de Sierra Gorda 150, y que el Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa participaron personalmente con el arquitecto que diseñó la residencia, para que el trazo se ajustara a sus necesidades familiares.

La casa tiene estacionamiento subterráneo, planta baja y nivel superior con tapancos. Un elevador conecta todos los niveles. El jardín tiene sala y comedor techados. En un inicio, la azotea tenía jacuzzi y bar, pero la casa ha sido modificada en esta área.

La planta baja tiene piso de mármol. En el primer piso están las recámaras: en un ala están seis para los hijos de la familia, mientras que en la otra está la habitación principal con vestidor, baños separados y área de spa.

El color blanco cubre toda la casa, la cual tiene un sistema de luces para crear ambientes: puede tornarse rosa, naranja o violeta. Desde la calle pueden observarse las dos palmeras que crecen en el jardín.

El diseño de la residencia estuvo a cargo del arquitecto Miguel Ángel Aragonés y sus fotos aún se exhiben en http://www.aragones.com.mx, con el título “Casa La Palma”.

Los planos están disponibles en el portal archdaily.com, llevan el logo de Aragonés y la ubican en la calle Sierra Gorda. También muestran una fecha: octubre de 2010, un mes antes de que Peña Nieto y Rivera se casaran.

Los interiores que exhibe el portal web de Aragonés, son los mismos donde Angélica Rivera posó para ¡Hola! La sala, los escalones y los muebles son idénticos en ambas imágenes.

El arquitecto Aragonés confirmó que diseñó la casa del Presidente en una entrevista que dio al periodista Alberto Tavira, en el programa “Los despachos del poder”, de TV Azteca. El programa se transmitió el 26 de octubre de 2013.

–Es público que hiciste la casa del ahora Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ¿fue un reto?

–Siempre es un reto trabajar para alguien con esa importancia y esa capacidad, con ese nivel de inteligencia, ¿no? Siempre es difícil tratar de captar lo que alguien específicamente necesita. Sí se vuelve un reto, sobre todo que yo suelo trabajar para mí, no suelo tener clientes…

Aragonés aseguró que disfrutó trabajar con Peña Nieto.

–El licenciado Peña Nieto y su esposa, ¿fueron clientes difíciles?

–No, yo creo que han sido de las personas más respetuosas y fáciles de trabajar con ellos, ambos. Sobre todo Enrique, se me hizo un personaje de primera, un tipo inteligente, sensible, respetuoso, amable, fue una delicia trabajar con él.

–Más allá del número de habitaciones, ¿había un tipo de especificaciones?

–Había que adaptarse a un programa.

Este medio solicitó a Aragonés una entrevista, pero su agente de prensa, Antonino Trinidad, dijo que el arquitecto firmó con Peña Nieto una cláusula de secrecía.

–Él maneja una carta de confidencialidad con sus clientes. No nada más en este caso sino en general, ¿no? Y esos datos no los maneja él.

–En este caso se refiere pues a la casa del Presidente, ¿no?

–Claro.

***

El 12 de noviembre de 2008, el entonces gobernador Enrique Peña Nieto confesó en el programa Shalalá de TV Azteca, que conducían Sabina Berman y Katia D’Artigues, que él y Angélica Rivera sí eran novios.

Y exactamente un día después, el 13 de noviembre de 2008, fue constituida “Ingeniería Inmobiliaria del Centro”, dueña legal de la residencia que Peña Nieto mandó a diseñar en Lomas de Chapultepec para la familia que más adelante formó con Rivera.

Así lo muestra el expediente de la compañía en el Instituto de la Función Registral del Estado de México. Los documentos también exhiben que el propietario de “Ingeniería Inmobiliaria del Centro” es Juan Armando Hinojosa Cantú, presidente de Grupo Higa.

El otro propietario era su hijo, Juan Armando Hinojosa García, quien falleció en julio de 2012 al desplomarse el helicóptero matrícula XA-UQH que tripulaba y que era de su compañía, “Eolo Plus”, la cual rentó las aeronaves en las que Peña Nieto se transportó por todo el país durante la campaña presidencial de 2012.

En ese helicóptero viajaron Peña Nieto y algunos integrantes de su equipo de campaña semanas antes del accidente.

Además de los negocios, Peña Nieto tenía amistad con Juan Armando Hinojosa García. Pero el empresario también fue cercano a otros políticos del PRI. Durante tres años estuvo casado con la hija del ex Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera.

El 28 de julio de 2012, Peña Nieto e Hinojosa García estuvieron reunidos por la tarde. Horas después, el helicóptero del empresario se desplomó. Consternado, acudió con su familia al funeral y escribió un mensaje en su cuenta de Twitter:

“Con profundo dolor, nuestras más sentidas condolencias a la familia Hinojosa García por la sensible e irreparable pérdida de Juan Armando”.

***

En mayo de 2009, la sociedad conformada por las empresas “IGSA Solutions” y “Constructora Teya” –otra de las filiales de Grupo Higa- ganó uno de los 608 compromisos que Peña Nieto hizo como Gobernador: la edificación y operación del Hospital Regional de Especialidades de Zumpango.

Por esta obra se pagarán, durante el periodo 2011-2034, un total de 7 mil 038 millones de pesos, de acuerdo con el informe realizado por la organización Transparencia Mexicana, la cual fungió como testigo social del proceso.

Seis meses después de que ganó este contrato, en noviembre de 2009, Grupo Higa compró el terreno donde se edificó la casa presidencial.

“Constructora Teya” siguió ganando contratos: construyó las autopistas Toluca-Naucalpan y Toluca-Atlacomulco, y el distribuidor vial Naucalpan-Metepec. Negocios redondos como una revolvedora de cemento que nunca se detiene.

Para los viajeros, construyeron obras viales en el aeropuerto de Toluca y el Paseo Tollocan, la avenida más importante de la ciudad, entre otras obras.

“Mezcla Asfáltica de Alta Calidad”, otra filial de Grupo Higa, también ganó contratos por parte de la Junta de Caminos del Estado de México.

La empresa “Concretos y Obras del Pacífico SA”, del Grupo Higa, ganó contratos de la Secretaría del Agua y Obra Pública del Estado.

Por diversos contratos, las filiales de Grupo Higa ganaron más de 8 mil millones durante el gobierno de Peña Nieto en el Estado, de acuerdo con documentos entregados vía transparencia.

La empresa “Ingeniería Inmobiliaria del Centro”, dueña legal de la casa de Enrique Peña Nieto y su familia en Lomas de Chapultepec, tiene su dirección oficial en José Vicente Villada número 114, tercer piso, en el centro de Toluca.

La dirección es exactamente la misma de “Constructora Teya” y la que exhibe “Eolo Plus” en las facturas que emitió por la renta de jets y helicópteros al PRI nacional y Peña Nieto durante la campaña 2012. Otra dirección que usa la empresa es José Vicente Villada 125, a una cuadra de distancia.

Además, al marcar al teléfono registrado por “Ingeniería Inmobiliaria del Centro”, la operadora atiende como Grupo Higa.

Las empresas del consorcio también comparten representante legal: el licenciado Arturo Reyes Gómez tiene ese cargo en “Eolo Plus” y en “Ingeniería Inmobiliaria del Centro”.

Aristegui Noticias lo buscó para conocer su versión, sin éxito.

Reyes Gómez estuvo encargado de comprar, en noviembre de 2009, el predio de Sierra Gorda 150, donde comenzó a edificarse la casa presidencial. El costo de ese terreno fue de 8 millones y medio de pesos, de acuerdo con documentos del Registro Público de la Propiedad y del contrato de compra-venta suscrito ante el Notario 89 del DF.

A través de solicitudes de transparencia, la Delegación Miguel Hidalgo entregó copias de los trámites de la obra. Todo el papeleo fue hecho por Arturo Reyes Gómez, en representación de “Ingeniería Inmobiliaria del Centro”, de Grupo Higa.

El 27 de julio de 2010, “Ingeniería Inmobiliaria del Centro” presentó la manifestación de construcción. La dirección que registró la empresa es la misma de las filiales de Grupo Higa, en Toluca: José Vicente Villada 114, tercer piso.

Al inicio, la obra se iba a limitar al predio de Sierra Gorda 150, el cual mide 685 metros cuadrados. Sin embargo, la empresa compró en diciembre de 2010 el predio contiguo, marcado con el número 160, cuya extensión era de 728 metros cuadrados. Este predio tuvo un valor de 9 millones 850 mil pesos, como muestra el expediente del inmueble en el Registro Público de la Propiedad del DF.

Es decir, la inversión por la compra de ambos terrenos fue de 18 millones 350 mil pesos y, de ese modo, el terreno alcanzó un total mil 414 metros cuadrados.

En 2011, la empresa solicitó a la delegación fusionar ambos predios y tramitó que el número 150 de Sierra Gorda se mantuviera como el oficial de la residencia. Y todo se hizo al mismo tiempo que Grupo Higa tenía contratos con la administración de Peña Nieto en el Estado de México.

En un par de planos entregados por la Delegación a través de solicitudes de transparencia, es posible identificar que se trata de los mismos que están disponibles en archdaily.com.

Además de las solicitudes de transparencia, el medio tuvo acceso al expediente de la obra a través de personas vinculadas a la obra: entre todos los documentos, se conserva una copia de la credencial de elector de Arturo Reyes Gómez, el representante legal de “Ingeniería Inmobiliaria del Centro” y “Eolo Plus”, de Grupo Higa.

Pero también guarda una copia de la identificación de otro hombre, Roberto Gutiérrez Tapia, quien también fue autorizado para recibir notificaciones de la construcción. Al buscar información sobre Gutiérrez Tapia, su foto y datos aparecen en el portal de Aragonés como integrante del despacho del arquitecto, desde 2007.

Es decir, Aragonés y su taller de arquitectos sí participaron en el diseño de la residencia.

***

Para la construcción de Sierra Gorda 150, el arquitecto Aragonés contrató como Director Responsable de Obra (DRO) a Mauricio Clemente Buitrón Monroy. El DRO es una figura certificada por el Gobierno del DF que sirve como intermediario entre las autoridades y los particulares para supervisar que se construya lo que se declaró en los planos registrados.

Buitrón Monroy accedió a narrar la historia a Aristegui Noticias:

–Es el proyecto de la ‘Casa La Palma’, en Sierra Gorda, que la gente lo conoce así, hoy en día así le llamaron. Me enteré por queja de alguna vecina que era la casa del futuro Ejecutivo federal. Ah, caray, yo no lo sabía. Cuando lo comenté con el arquitecto Acosta, quien era mi supervisor en ese momento, me dijo: “¡¿Quién te dijo eso?!”. Se supone que era, por cuestiones de seguridad, supongo, todo tranquilo, nadie debía saber pero ya lo sabía mucha gente.

El arquitecto Acosta al que hace referencia Buitrón Monroy, es José Héctor Acosta Ordoñez, quien estuvo encargado de realizar la reparación de las banquetas de Sierra Gorda 150, de acuerdo con documentos entregados por la Delegación.

Buitrón Monroy recuerda que un día acudió a Sierra Gorda 150, en compañía de funcionarios de la Delegación Miguel Hidalgo, a fin de realizar la verificación de término de construcción, pero les impidieron el ingreso.

–El día que fuimos a la visita de terminación de obra, no pudimos accesar porque se nos dijo que personas del Estado Mayor Presidencial no tenían la autorización y entonces entendimos que no podíamos entrar.

La visita de terminación de obra se realizó el 22 de agosto de 2012, de acuerdo con oficios entregados por la Delegación Miguel Hidalgo a través de solicitudes de acceso a la información.

De acuerdo con documentos oficiales del Registro Público de la Propiedad del DF, entregados apenas el 29 de octubre de 2014, la empresa “Ingeniería Inmobiliaria del Centro” continúa siendo la dueña legal de la residencia de Sierra Gorda 150.

***

Cuando inició la campaña presidencial de 2012, Enrique Peña Nieto presentó una declaración patrimonial firmada ante Notario Público: cuatro casas y cuatro terrenos en el Estado de México, y un departamento en Acapulco, Guerrero. No incluyó la casa de Sierra Gorda 150

Durante las giras de campaña, Peña Nieto, su círculo cercano y su familia volaron en aeronaves de “Eolo Plus”, filial de Grupo Higa. En las bitácoras de vuelo aparecen como pasajeros Peña Nieto, Rivera, sus hijos, los ahora secretarios de Estado Luis Videgaray y Pedro Joaquín Coldwell, entre otros.

El PRI pagó casi 26 millones de pesos por los vuelos, como muestran documentos entregados al medio por el Instituto Nacional Electoral. Las facturas de los vuelos de “Eolo Plus” tienen la misma dirección de “Ingeniería Inmobiliaria del Centro”: José Vicente Villada 114, tercer piso, en el centro de Toluca.

El partido tricolor también contrató a otra empresa de Grupo Higa, Publicidad y Artículos Creativos (PACSA), para imprimir material que se regalaba durante la campaña, como tuppers con la imagen y nombre de su candidato.

***

El 1 de diciembre de 2012, cuando tomó protesta como Presidente de la República ante el Congreso de la Unión, Peña Nieto y su familia salieron de la mansión ubicada en Paseo de las Palmas 1325, en Lomas de Chapultepec, la cual es propiedad de Angélica Rivera y se ubica a espaldas de la casa de Sierra Gorda 150.

En enero de 2013, Peña Nieto presentó su primera declaración patrimonial como Presidente, en la que mantuvo las mismas nueve propiedades que declaró como candidato. Las mismas propiedades se repitieron en su declaración patrimonial de 2014. La casa de Sierra Gorda 150 tampoco fue registrada.

En el directorio de Teléfonos de México, “Ingeniería Inmobiliaria del Centro” aparece registrada con domicilio en Sierra Gorda 150 y con tres números telefónicos. Al momento de marcar, en todos los números responden en Paseo de las Palmas 1325, la casa de Angélica Rivera y de donde salió Peña Nieto hacia el Congreso para tomar protesta como presidente.

Este medio llamó a sus números telefónicos preguntando por la casa de Sierra Gorda 150, pero la mujer que respondió -quien se identificó como Ana- confirmó que las residencias están conectadas entre sí. Al revisar planos de catastro de la Secretaría de Finanzas del DF, se comprobó que las casas alcanzan a colindar en poco más de un metro.

–¿A qué domicilio hablo en este momento?

–Palmas 1325.

–¿Y están interconectados estos domicilios?

–Pues sí, haga de cuenta que está esta casa y atrás está la otra…

–¿Y hay algún pasillo para poder pasar hacia el otro predio?

–Sí…

A través de una respuesta de información pública, Presidencia señaló que Angélica Rivera no está obligada a presentar su declaración patrimonial, ya que no es funcionaria.

Sin embargo, la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos establece en su artículo 43 que el Presidente sí tiene la obligación de reportar los bienes a nombre de su esposa ante la Secretaría de la Función Pública, pero esta información es reservada.

El Estado Mayor Presidencial confirmó de manera oficial que resguarda la residencia de Sierra Gorda 150, debido a que tiene la obligación legal de garantizar la seguridad del Presidente y su familia en sus actividades públicas y privadas, tanto en las instalaciones oficiales de Los Pinos y Palacio Nacional, así como en su casa particular, de acuerdo con las respuestas entregadas a solicitudes de acceso a la información hechas por el medio.

“(El Estado Mayor Presidencial debe) garantizar, de manera permanente, la seguridad física de los inmuebles donde el Presidente de la República asiste en el desarrollo de sus actividades públicas o privadas; inclusive acompañado de su familia. (…) Bajo esa premisa, se concluye válidamente el motivo por el cual el personal del Estado Mayor Presidencial resguarda el inmueble de Sierra Gorda 150″, señalan las respuesta a las solicitudes 0210000092614 y 0210000101514.

Se buscó la versión de Angélica Rivera, a través de su oficina en el DIF nacional, pero el encargado de comunicación social, Luis Torres Tello, turnó la solicitud al área de prensa de la Presidencia, sin que hasta ahora se haya dado alguna respuesta.

A una solicitud de transparencia sobre la propiedad de la casa, la Presidencia se declaró incompetente para responder y turnó la petición a la Secretaría de la Función Pública, la cual señaló que sólo pueden conocerse los datos patrimoniales que Peña Nieto haya autorizado como públicos y, agregó, es “confidencial” la información sobre los bienes a nombre de la esposa y dependientes económicos del Presidente.

El 24 de septiembre de 2014, en la ciudad de Nueva York y con el Presidente de EU, Barack Obama, presente, Enrique Peña Nieto asumió la presidencia de la Alianza para el Gobierno Abierto.

Durante la ceremonia refrendó su compromiso con “la promoción de la transparencia, la lucha contra la corrupción y el empoderamiento de la ciudadanía”. Dijo, también, que “los gobiernos abiertos son la nueva frontera de la democracia”.

A pesar de este compromiso de talla internacional, la Presidencia de la República se dijo legalmente impedida para responder a los cuestionamientos planteados en esta investigación sobre el patrimonio del Presidente Enrique Peña Nieto y su familia.

La noche del jueves 6 de noviembre, el Gobierno mexicano anunció que el Presidente ordenó repetir la licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro, ante los cuestionamientos de legisladores, empresarios y medios de comunicación, por la falta de transparencia y tiempos en el proceso.

Grupo Higa, a través de su filial Constructora Teya, formaba parte del consorcio que había ganado el concurso. Ese mismo grupo empresarial construyó una residencia en las Lomas de Chapultepec a gusto del Presidente Peña Nieto y su esposa, y en la que planean vivir cuando concluya su sexenio, como confesó Angélica Rivera a la revista ¡Hola!

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes anunció que la licitación se volverá a lanzar a finales de noviembre de este año. Mientras que el consorcio de empresas chinas-mexicanas informó que volverá a concursar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: