David Penchyna y la soberbia

11 Ago

El Senador priista David Penchyna Grub festejó ayer la aprobación de la Reforma Energética en línea con la estrategia de comunicación que ha marcado la Presidencia de Enrique Peña Nieto: informando, primero, a los corresponsables de medios de comunicación internacionales los detalles de la victoria de su partido y de su gobierno en el Congreso para, luego, simplemente dejar plantados a los periodistas locales que también exigían conocer detalles y preguntar por los muchos temas que deja sueltos ese cambio constitucional.

No es la primera vez que el coordinador de la fracción priista da muestras de ser un hombre que desdeña el diálogo y el debate de las ideas, que debieran ser prioridades si se hace llamar un político profesional.

A principios de junio pasado, cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus partidos rémoras plantearon discutir los dictámenes de la Reforma Energética en fechas ligadas al calendario de los juegos más importantes del Mundial de Fútbol Brasil 2014, incluidos claro los de la Selección Mexicana, desdeñó con su ya conocida soberbia las críticas de la oposición que calificaron la estrategia como un distractor para que la sociedad no se enterara de nada.

Pero, además, mostró su parte radical al calificar de “debate de idiotas” el que legisladores que representan a la República, personalidades, intelectuales e incluso la gente más sencilla que no necesita títulos exigieran que, por lo menos, ese debate toral para la Nación, no se empalmara con partidos clave de la justa deportiva.

Penchyna Grub, el priista con 49 años cumplidos en marzo pasado y quien está dispuesto a todo para agradar al Presidente Peña Nieto y recibir como premio la candidatura del tricolor para el gobierno de su natal Hidalgo, que se disputará en las elecciones de 2016, ha cometido en este camino varios errores que evidencian que no es un político de altura, sino un cacique de pueblo.

Al reducir al enemigo con insultos y sin abrir la puerta al diálogo se ha comportado, como expusimos ya en este espacio, no como el hombre que conduce la Comisión de Energía en el Senado de la República, que en teoría es un espacio para el debate de todas las ideas, sino como el que ejerce el poder con autoritarismo.

Ayer, nuevamente, David Penchyna mostró que no, no le gusta que se le incomode ni que se le saque de control con preguntas difíciles y menos si son para aclarar las dudas de la sociedad mexicana, y que la prioridad, después del triunfo por la aprobación de la Reforma Energética, es enviar al exterior un mensaje optimista porque con los cambios logrados los inversionistas extranjeros tendrán en México un oasis de hidrocarburos a la mano, una visión que, sin embargo, los corporativos extranjeros no terminan de comprar.

El Senador se reunió ayer con los corresponsales extranjeros y prometió, después de terminar esa cita, dar una conferencia de prensa a los medios nacionales.

Con los periodistas listos para escuchar y preguntar, con las cámaras montadas en el salón del Senado de la República, simplemente se informó que no, que Penchyna había decidido no dar cara.

Y esa acción, que los priistas pueden minimizar en este su momento de festejo, es sin duda una nueva muestra de que al PRI no le interesa informar no a los periodistas, sino a la ciudadanía, que finalmente es a quien se sirve desde los medios, ni sus razones ni sus motivaciones. Para qué, si de todos modos ya lograron el objetivo sin tomar en cuenta a la oposición y a la sociedad civil organizada que exigió una y otra vez hacerse escuchar en el Congreso.

La naturaleza de los hombres soberbios y viles “es mostrarse insolentes en la prosperidad y abyectos y humildes en la adversidad”, planteó Maquiavelo, a quien citamos hace poco más de un mes en este mismo espacio a propósito de Penchyna y su frase “el debate es de idiotas”. Y la cita se valida nuevamente en el Senador hidalguense a quien, por lo visto, se le puede dejar ya como una etiqueta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: